3.10.07

To My Boy - Messages




Es como abrir el myspace de clor, mientras en el Itunes tienes algún grupo de pop genérico inglés de the de hace 3 o 4 años, Y traes pegada Safety Dance porque en la mañana la escuchaste camino al trabajo en mix 106.5 …

Eso, en un párrafo es To My Boy, dueto de Liverpool, protegidos de y producidos por Luke Smith (de Clor, que parece estar reviviendo su acortada carrera a través de estos chatos) y James Ford -ese güey qué pedo, produce todo, es como Timbaland en flaco, blanco, con lentes, ñoño, sin tanta vieja ni brothers famosos, y bueno no es de hip hop, pero bueno, entienden, ford es como el midas inglés-, amigos de remix de los klaxons (creo que el primer remix de ATI lo hicieron estos chatos), y abridores de toda banda que se deje…

Los To My Boy hacen un Pop de chavitos flaquitos con tenis grandototes con una dieta de NME azucarado con letras cósmicas y computacionales; guitarras flojas y cajas de ritmo y casiotones emulados en macs; montones de buenas intenciones combinadas con pretenciones medio cabronas (a leguas se nota que Sam White y Jack Snape se mueren por ser Marc Almond de Soft Cell , el dud de Human League, y Mark Mothersbaugh pero sí les falta, eso sí, está prohibido pensar en New Order cuando se habla de estos chavos, eso es herejía) que me generan sentimientos encontrados:
O son una aberración estilística resultado de intentar treparse al mismo tiempo en TODAS las “tendencias“ musicales de el presente siglo: el poppismo teto del indie acomodado; los 80`s revividos por el easy listening del radio; el geek y el nerdismo del Internet masificado, el techno-vival de la chaviza con miedo a las drogas, y la estética designaive de los dropouts de arquitectura que están en todos lados; o una genialidad del mashup cultural ajustando EL MANUAL de los KLF a nuestra acelerada espiral del retome, el tributo y el préstamo con una predilección por los ganchos y estribillos agridulces que terminan empalagando; las voces satíricamente dignificadas con acento exagerado (entre eddie argos, y el dud de los futureheads) y el mismo tono del cantante de los Men Without Hats.
La existencia de esto quizá sólo es posible gracias a un ojo para la trepadera social y la credibilidad por asociación que es francamente envidiable, probablemente esta es su mejor característica porque si no fuera por las conexiones que mencioné anteriormente dudo hayan generado tanto ruidito.

Están muy inflados, pero están cagados. A los amargados les va a dar otro motivo para odiar la música “de ahora“ y a los optimistas les va a dar otro motivo para escuchar la música “de antes“…

Eureka y su base de Footloose, Model que ya la querría Miranda!, I Am Xray y The Grid son lo más recomendable.

Sólo si se está de buen humor, clik acá

18.9.07

Get Innocuous! (Soulwax Mix) - LCD Soundsystem

El reciente mix de Soulwax a Get Innocuous! transforma lo que es un excelente, casi perfecto, track 1 (hornby –sí, ya sé, lugar común, soy otro de esos- en su teoría mixtapeera, la consideraría la epítome de lo que es una rola para abrir: hipnótica en plan métete-en-trance, con punch pero no tanto, para que la dos y la tres suenen más duro y el disco tenga flow, que sea larga para ir construyendo expectativas sirve también), en una épica de 10 minutos, selectivísima en su búsqueda y repetición de hooks y catch-frases, dedicada exclusivamente a marcar lo muy cabrón de la original y que en las melodías agregadas no hace sacrificio alguno, un trabajo de maquillaje dramático. El tema tanto hace gestos a las tan aclamadas palmaditas y cencerros de los trabajos anteriores de los dos grupos, como al ya patentado, ahora muy controlado, sonido galactor de estática-transistor que Soulwax ha venido usando desde sus remezclas nocturnas (con fondos muy densos de rock mamón apuntados por estructuritas cristalinas de proto todo). Contrastes interesantes que de repente suenan a atmósfera y de repente son brutalmente súbitos, todo eso con una última capa de eco de falta repentina de oxígeno en el cerebro (sin el peligro de desmayarse u olvidar recuerdos de infancia) que hace que Nancy Whang suene como si fuera una de esas pinturas de airbrush de robots cachondas y Murphy como Hal en overdrive.

Hacerle un remix a LCD es algo complicado, poca banda le ha atinado a la hora de entrarle a moverle sus cositas a la música de James Murphy, entre las innumerables cosas a las que suena (otras cosas, viejas o snobs, casi siempre las dos) y la analidad murphyana a la hora de trabajar las rolas, hay muy poquito para donde moverle a las canciones del neoyorquino, y cuando se le puede mover, que repito es en muy pero muy pocas rolas, parece que la clave para hacer un lado B chingón que vaya más allá de rola-exclusiva-para-nerds-y-o-chavos-enterados es una onda de entrarle con algo de humildad: nada de “le pongo el particular sonido y estilacho“, el truco aparentemente es seguir las pistas que el macabro gordito ha dejado dentro de la misma rola y seguirle el juego, más como cómplice que como rival en ese arte de ser un mamón con no solo un gustazo, sino un mamón que sí entiende y hasta agrega puntitos a Losing My Edge, ese manifiesto retroactivo, carta de intenciones y quizá uno de los temas más importantes de los últimos 10 años (así, culeros).

Es por eso que hay tan poquitos remixes chingones a LCD: poca banda le puede entrar en esos términos, tan poca con la habilidad, el bagaje y la biblioteca necesaria, que es más fácil conseguir que cacas grandes (los FF producidos por Eroooool Alkan) y cacas legendarias (John Cale) le covereen y le hagan lados b´s que vale mucho la pena escuchar. Venga, que hay sólo 4 remixes decentes a LCD Soundsystem y no tiene nada de arbitrario que 2 de ellos sean de Soulwax.

Más allá de ser buenos músicos, aplicados y que le han dado por un rato, James Murphy y Stephen Dewaele son versiones transatlánticas el uno del otro, coetáneos, pragmáticos (la influencia protestante holandesa de los lugares que habitan quizá tiene algo que ver), colmilludos de a madre –más sabe el diablo por viejo- que encontraron y construyeron oportun(ist)amente su momento y su género algún tiempo después de cuando les debía de haber tocado el big time*, ambos tomando influencia de cosas completamente fuera de moda pero que estaban “due for a comeback“: lo bailable para los dos (venga, que la musica para bailar se había convertido en música para drogarse y ponerse alitas de hada); uno el no wave y el otro el kraut y el space rock… ambos haciendo referencia de una u otra manera a Daft Punk como por la misma época (y sin siquiera intentar sonar a ellos, uno con un bonito cuento, los otros con un ponchudo cover)… es por eso que son los padrinos de todo este desmadrito del rock bailable, y de meter el DIY a la música de tachas: uno poniéndole Daft Punk a los Rock Kids en el CBGB, los otros soltando a diestra y siniestra el No Fun vs. Push It, automasheándose en un sábado con Billie Jean…

Estos dos se conocen muy bien, sus carreras van lado a lado y se han cruzado en los momentos decisivos en la trayectoria de ambos con una muy interesante relación de intercambios que hasta el momento nos ha dejado muy buenas ondas para los oídos: los 2 many DJs colando a los Rapture y LME en sus sets; Murphy colaborando en NY excuse (el tema que marca EL punto de cambio en lo que Soulwax estaba haciendo); de ahí el shibuya mix a DPIPAMH, esa efectista (sonidito de fiesta, klaxons, sirenas, más palmadas) pero efectivísima transformación de una rola cortantemente funketa que arranca con güebos pero se hace tantito plana a la mitad, en una rola que va sube, sube, sube hasta echar el freak out en el dance-floor, y aún así meter un par de puentes para que los que sí les gustan sus sets como sus vodkas-arandano (seamlessly mixed) lo hagan sin pedo; favor con Another Excuse se paga, y esta rola le dio a los belgas el empujón final para regrabar su disco y sacar el Nite Versions (sí, Duran Duran lo hacía, de ahí salio el nombre, pero la manera de retrabajar el disco, completamente análogos… y el hecho de que esa rola sea la cerecita que cierra la versión mezclada… vamos…); luego, quizá no musicalmente, pero sin duda con cierta influencia conceptual hacia el nite versions, LCD saca su rola de ejercicio de cuarentaymadres minutos; agradecimientos en los sleeves etc. y ahora, confirmando que los Dewaele son cuates y que además sí saben hacerle un buen remix a LCD, sacan LA remezcla anteriormente mencionada. Esta relación es un gana-gana que le va a servir chingón a los dos, le va a poner rellenito al nuevo EP de LCD y va a poner otro nombre cabrón a la recopilación de remezclas que Soulwax va a sacar pronto, pero que sobretodo es, como decía, un ejercicio de humildad (no ante Murphy, más hacia una buena rola), que a la vez muestra en lo que han estado trabajando los europeos en los espacios que su ultima girita de dos años les ha permitido, y que sobretodo suena chingón, mucho.

click derecho aquí para bajar la rola


* A los dos se los jodió el suicidio de kurt, el mierdérrimo posgronch soleadito de debajo de Oregon y la réplica hip(h)opera desde los dos lados: a Pony y a Speedking (y toda esa generación midwest – east coast de aprendices de Weston y Albini, que tuvieron que convertirse en otra cosa: maestros, ingenieros de sonido, etc) y al Soulwax pre-Any Minute Now (cualquier “euro-rock“ que no fuera el reputérrimo Bush, no iba a pegar en el gabacho, sigue sin pegar, pero no importa, gracias Internet).

31.8.07

Prinzhorn Dance School - ST




Parejitas famosas en el rock hay un chingo, más considerando que el dúo , más el chico-chica, le va ganando al power trío como segunda formación arquetípica (4 como base, uno sólo es hombre banda o músico electrónico, 5 es el límite entre banda de rock y los Partridge), y justo en el verano (que es simplemente para amantes) parece que estas florecen y salen los productos de pares que por alguna razón han sobrevivido ya algún equinoccio de otoño: ahora son los Stripes sacando su lado cockney con el ñerismo-victoriano-de-botón-de-perla del Icky Thump (lo más barroco que los White han sacado y lo mejor desde el white blood cells), o los Stereo Total hayan sacado su más reciente, por mí esperado, y desgraciadamente poco sorprendente ataque políglota y monocorde Paris Berlin hace nadita (ya se les nota lo noventero), el sobrevalorado bubble punk de organito de Matt & Kim sonando en festivales a un año de que sacaron su disco, o los Raveonettes sacando sus discos buenos en esta época (con el pretty in black intentaron adelantarse y salir en mayo y pues ná-de-ná…), o que el último release del Knife en estados unidos haya sido a mediados de Julio; sobre los Kills, ellos son otro pedo y no se dejan llevar por las hormonas…

Total, que el hot item de este verano son Suzi Horn y Tobin Prinz (nombres falsos, nadie tiene nombres tan chingones), él bartender/artista, ella nómada de tiempo completo, par de Brighton, que hace un par de años deciden hacer una banda para usar unos instrumentos que encontraron y para simplemente hacer música que según ellos nadie estaba haciendo.

Art (School) Rock sí, a todo lo que da, en el borde entre “qué-son-esas-mamadas y a-no-mames“ .
La monotonía convertida en leit motif, poco menos y ya no es, poco más y suena a sesión incompleta de una mejor banda, con más talento… Música sencilla, no simple; mínima y desperdigada; atonal; sincopática; construida sobre un bajo predominantemente ojete pero que suena dulce de alguna manera, guitarra desafinada siguiendo al bajojete paso a paso y generando por ahí contrastes interesantes, una batería con una tarola, un bombo y un platillo de segunda (o tercera o hasta cuarta mano), y vocales planas como tabla que se combinan para generar canciones de menos de 3 minutos que están llamando muchísimo mi atención. Se lee como una fórmula cansada y de güeba, más si tienes amigos tetos pero pretenciosos (onda “the fall es la mejor banda que hay en el mundo y le quiero chupar sus lisiados güebos a Mark E. Smith“ mientras se acomodan el lente de pasta sin aumento y se abotonan hasta arriba la camisa de franela en colores terrosos) con banda “experimental“ que sigue ese mismo line up, pero que sí suenan de la verga y sólo tocan en fiestas familiares o en programas como de tabasco donde su tío el político o productor los metió a la fuerza para el agrado de todos los youtuberos (setsooooo en etcesoooooo en el toso con un marca testoooooooo) pero aquí la cosa es que estos duds, los PDS tienen algo más, de entrada chica en el bajo lo cual cumple con el primer mandamiento de una banda de rock mixto respetable, además bonita, pero más qué eso, estos tipos tienen un trío de cualidades nada despreciables y que sí los hacen resaltar de la mayoría de las bandas que he escuchado recientemente:

1.- Un gimmick llevado a fondo a través de las innumerables referencias al outsider art y el proceso crudo y simplista del enfermito de la cabeza: desde el nombre de su banda (Hans Prinzhorn fue un psiquiatra cantor que coleccionó y editó un tomo llamado Artistry of The Mentally Ill, que a su vez tuvo influencia en el bautizo de Dubuffet al Art Brut, cuyo disco nuevo está bien chingón también, el de Art Brut, Dubuffet ni puta idea si ha sacado discos recientemente, con eso de que no era músico y lleva como 20 años muerto), pasando por la onda del show como confrontación de gustos (en algunas entrevistas se remarca el hecho de que “prefieren que la gente esté en el show y se vaya a la mitad –de la primera rola- a que ni siquiera hayan ido“), remarcado por el uso de uniforme (todo negro, zapato blanco, optando dejar el cinturón blanco fuera porque a.- en el manicomio con eso se ahorca la gente y b.- eso era de los hives en el 2000), o el uso de asociaciones libres en cuanto a las letras (medio pendejas, pero de repente con momentos brillantes donde la brusquedad del texto genera imágenes interesantes), cliché, como no, pero les vale madres. Simplemente son los antistripes y eso los hace chingones de muchas maneras, siempre está padre tirarle a bandas consolidadas, más cuando sacan un discazo, y más cuando les tiras con una banda que tiene similitudes en muchos aspectos (desde ser par chico-chica, aunque trío en vivo, o tener, en el fondo, referencias similares, uniforme, etc.) pero que, como ejecutantes, no son ni la 500esima parte de lo buenos (el Jack es un virtuoso, la Meg pues bueno es constante); los Prinzhorn con muchos menos recursos hacen música igual de efectiva…

2.- Referencias musicales que han estado olvidadas un rato o alejadas del pop desde hace rato (y ahí reside la frescura siempre), fuck kraut y fuck techno, estos duds, quizá por su simpleza, o quizá en una conexión realmente mamona hacen varios gestos al blues y al country-de-verdad, los verdaderos géneros de los jodidos y despreciados (que claro que tiene que ver con que dizque están loquitos) en el mundo anglosajón … y quizá acá es la clave para que la DFA los haya firmado (creo que son los primeros ingleses en el catálogo), les haya mezclado el disco y los esté distribuyendo: venga que esos fueron los únicos 2 géneros musicales que el Gordito Murphy no incluyó de una o de otra manera en el S.O.S. esa digestión-tributo a toda la música producida (siempre robada) por blancos en E.E.U.U. después de 1960…

3.- Debajo de la chapucería del estamos loquitos sí se nota algo de verdad, debajo de las pocas, pero densas, capas de sonido en sus canciones hay siempre una tensión latente que simplemente lo deja a uno pegado escuchando, esperando la catástrofe, muy similar a ver colecciones de lesiones, con la diferencia de que ese momento donde se libera la tensión nunca llega, simplemente va siendo moldeada, llegando a puntos críticos, pero nunca superándolos, y eso francamente en tiempos donde todas las canciones tienen breaks para que la banda diga ahhhh, se agradece.
El disco como obra completa bien podría ser descrito como el inicio de un episodio maniaco que nunca llegará a su fruición total y que quedará ahí guardado para explotar en algún otro momento… Desde la abridora Black Bunker, esencialmente un blues de escuela militar (you’re down in a hole , down in the ground it's 7 am , and you`re scratching around, the moneys all gone… your lover just called, she don’t love you no more…), pasando por Don’t Talk To Strangers, un public service announcement para el cuidado de psiques frágiles y agorafóbicas, en ritmo de marcha country; le sigue Hamworthy Sports and Leisure Center, el tema más melódico que los PDS harán nunca, jugando al dúo vocal y con 4, sí cuatro notas; y el sencillo conocido hasta ahorita el You Are the Space Invader, de nuevo un country, este como de spaghetti Western si Ennio le hubiera dado duro a la ketamina y su sintetizador se hubiera volado; Up!Up!Up! con su lírica beatnick de imágenes que se quedan; o el mean ass bass de Crackerjack Docker; para retomar esa incómoda calma del principio en Spaceman in Your Garden.
Para mí son la mamada ahorita.

para oír el disco da click aquí

12.5.07

Coachella 07

Yo no fui a Coachella, eso no quiere decir que EQNSTN no iba a poner nada al respecto, buenos amigos fueron, el satelital andrés se cooperó con su propia resecrónica del festival del desierto...


moonman dice:

Seamos honestos, Coachella es uno de los festivales más fresas que hay hoy en día. Tal vez sea porque desde sus inicios trató de limpiar la mala imagen que los festivales tenían, ya que unos meses antes del primer Coachella, Woodstock 99 fracasó rotundamente al venderse por completo (na más faltaba que hubiera un Wal Mart dentro) y porque la gente se desesperó por los altos precios de la comida que acabó prendiendo una hoguera gigante enmarcado por policías sacando a los asistentes del lugar.
Los line ups de Coachella se han distinguido por tener una variedad de artistas electrónicos, hip hoperos, rockeros e indieros, de esos que Pitchfork catapultó de sus escenas locales para convertirlos en little big bands como Arcade Fire (que por cierto cada paso que dan de promoción temen a caer en el término venderse, sobretodo por su reciente aparición en Saturday Night Live). Resulta curioso que para estos grupos Myspaceros, participar en un festival de esta índole sea la major promoción que puedan tener (un ejemplo sería que Los Campesinos! estarán en la edición de este año de Lollapalooza).
Lo que particularmente me llamó la atención de la alineación de este año, fue el concepto que tienen los curadores del festival sobre el electrónico, ya que por un lado teníamos una excelente selección de la nueva bancada electrónica encabezada por los Justice y Digitalism, al DJ Mehdi (que se presentó en el MX Beat de Puebla), los remixeros por excelencia Soulwax, a los “ya merito soy Más Nescafé” de Faithless, y MSTRKRFT. Pero por otro lado nos encontramos a díyeis “renombrados” como Paul Van Dyk, Tiësto e Infected Mushroom que jaló como tsunami a todos los ravers (que un raver en esta década sería como ver al gordo metalero del puesto del Bazar de Lomas Verdes o Coapa con su playera de Halloween) que inmediatamente sacaron sus poleas fluorescentes y alitas plateadas… lástima que no fue el azteca plateado de “Dance With The Devil” pa tomarme una foto con él. Entonces tenemos dos visiones distintas de la música electrónica que para el primo oficinista que medio sabe de música diría que son los mismo. Obvio que aquí no estoy considerando el híbrido punk dancesco a la DFA: LCD Soundsystem (que para mi gusto fue más rockero que electrónica su presentación), The Rapture o Hot Chip (que se aventaron un snipet de “Temptation” de New Order que fue delicioso auditivamente); o los Warpescos !!! (chk chkchk).
Los que realmente me impresionaron verlos en vivo fue Justice, que anteriormente se había mencionado en este blog. La verdad, muy a su manera, si podrían ser los herederos del legado Daft Punk ya que su house puerquísimo tiene programaciones muy inspiradas por el oscuro Human After All, que extrañamente cuando salió las críticas lo destrozaron por ser monótono… pero chequen ahora la cantidad de grupos que se inspiaron en ese sonido. Lo que caracteriza las presentaciones de este dueto parisino es una cruz blanca justo abajo donde mezclan, la verdad sí impone y más al escuchar de fondo “Waters Of Nazareth” o “Phantom”. Creo que a partir de esta presentación, muchas publicaciones y fans que cayeron por casualidad le darán seguimiento a este dueto, que darán mucho de que hablar.
Otro fenómeno derivado de esta nueva bancada electrónica, es la orgía musical que se da al momento de hacer remixes (si no pregúntenle a Van She, Crystal Castles, Phones, The Teenagers o Bono Must Die), ya que escuché en cinco ocasiones distintas “Gravity’s Rainbow” de Klaxons: la primera fue con MSTRKRFT, la segunda con Justice, la tercera con Soulwax, la cuarta con DJ Mehdi y la última por parte de los propios autores. Esto nos lleva a la siguiente cuestión: ¿Klaxons son el grupo de este año?. La prensa británica (especialmente NME) ha creado este rubro al poner toda la carne al asador a un grupo: el 2005 para Bloc Party, el 2006 para Arctic Monkeys (que me callaron la boca porque pensaba que realmente estaban inflados, pero al verlos en vivo neta que sí la arman), y este año todo indica que será Klaxons (justo el hit pre-veraniego “Thou Shalt Always Kill” de Dan Le Sac vs Scroobius Pip es una sátira de este fenómeno). Los que los coronan desde ahora, probablemente no hayan escuchado a Shitdisco, que es Klaxons pero con más huevos, pero bueno, ese es otro tema. Para comprobar dicho acontecimiento me colé hasta adelante, y como resultado fue un concierto muy bueno que me hizo ver el Myths Of The Near Future como un gran disco, al mejorar en vivo canciones como “It's Not Over Yet” y “As Above, So Below”. Sin contar los sencillos mezcladísimos de “Atlantis To Interzone”o “Golden Skans”. Quedé con un muy buen sabor de boca, hasta que le pregunté qué le pareció a un cuate, que vio de lejitos el concierto, a lo que me contestó “Pues x, ¿no?”… No se si la adrenalina del brinco comunal o la influencia de la prensa británica me hicieron pensar eso, pero sólo el tiempo dirá si los reyes del niu reiv estarán en el cuadro de “Artistas del Año”.
Otro de los grande motivos por los cuales el tercer día fue realmente un sold out, fue el reencuentro de Rage Against The Machine. Yo criticaría el hecho de que este regreso los va a catapultar a un lugar mucho más elevado, según el “famómetro”, del que tenían al momento de su separación. Un factor clave sería una sola palabra: Bush, quien apenas llevaba un par de añitos al desintegrarse, dejando a Zack de la Rocha sin oportunidad de pendejearlo. Un amigo que ha asistido a cinco Coachellas me dijo que nunca había visto una cantidad de gente igual para un artista, a ojo de buen cubero calculo que unos 50 mil estaban desesperados por ser testigos de la reunión. Sus fans obviamente emigraron desde LA para verlos, entre los cuales destacaban los tatuados, cholos, y amantes del hard rock metaloso sin tintes emo. El sonido falló muchísimo, pero aún así todos los asistentes corearo, moshearon, y hasta se subieron a la consola, despertando la furia de los americanos “reales” que no están de acuerdo con el sistema Big Brotheresco del país vecino.
Éstas son solo algunas impresiones de la edición de este año, el cual coincido total e incondicionalmente con una playera que vendían, cuyo lema decía: “I came to see the opening bands”.

Youtubes que yo grabé (y sí, los uuuuuuuu’s son míos)

Klaxons /// Gravity's Rainbow @ Coachella


Jaaah vis - Black Magic


CSS /// Let's Make Love... @ Coachella


Justice /// We Are Your Friends @ Coachella

muchas gracias andrés...

1.5.07

Simian Mobile Disco - Attack Decay Sustain Release (versión leakeada)

Sin Portada Aún...

A mí Simian nunca me volvió loco, The Wisp en algún momento me pareció rarita-interesante, el beatlerrimo We Are Your Friends con todo y que Eno lo produjo, (seguro las oblique strategies que siguió decía synthesyze what is already known o algo así) nada más no acabó de encajar en un momento en que el revival iba apenas por los 70s y de repente entran estos tipos heredándole mucho más al proto todo, que a los post algos, sin un entendimiento claro del péndulo temporal del gusto (y sin la infraestructura de disquera o de word of mouth/ancho de banda –en esa época bajarse 3 megas tardaba un rato- para realmente hacer mella en un momento en que todo era copiarse a los Suicide o a los Television) pero sobre todo, el gran problema de Simian, a mi punto de vista, siempre fue el insoportable Simon William Lord (hasta nombre de chavillo mamón de british boarding school) , no tanto su voz chillona , más sus ínfulas de cantautor tómenme-en-serio…

Es probable que a los Jameses eses (Ford y Shaw), sintetizadores y batería en esa banda, también les pasara eso porque desde esa época ya andaban buscándose proyectos alternos: juntos ponían discos de electro a cambio de unos tragos en las postfiestas de sus tocadas, Shaw andaba aprendiéndole a la ingeniería electrónica hazlo tu mismo y el Ford andaba empezando de productor e ingeniero de sonido. Por eso, para cuando Simian dejó de ser, estos dos no tuvieron problema alguno… tenían más tiempo para dedicarle al SMD, más tiempo para escuchar música completamente fuera de moda pero cuyo retorno estaba pendiente , y tuvieron la fortuna de que uno de los remixes que no ganó (si, el remix de Justice no ganó) en el concurso que su disquera hizo para never be alone, se coló a alguna recopilación de DJ Hell y a los sets de Erol Alkan. Sólo después de eso empiezan a hacer música bajo su nuevo nombre, empiezan a hacer remixes a quien se dejara, algunos muy buenos, otros chatísimas, y Ford produce cada vez más bandas… (Sacan tres o cuatro acoplados más, the count se cuela a algún radio Soulwax, y al Kitsuné X, pero aún no tienen un sonido definido y no suenan fuera de los clavados que leen los tracklists; remezclan a los Go! Team, a su banda previa, vuelven a mezclar a Ladytron, a Peaches, tahiti 80, the kills, etc. etc. etc ; Ford produce a los Test Icicles , los primeros sencillos de los Mystery Jets, a Duels, lados b de los arctic pre wow-los-arctic-monkeys) y luego viene Hustler y los Klaxons…
Los SMD a base de darle duro y tupido, pasaron de ser Lancelot Link a King Kong en asunto de uno, quizá dos, años: de ser un par de DJs chistosones, que venían de una banda de rock reconocida sólo por la crítica -y algunos publcistas-, se convirtieron en la última maravilla del mundo; sus temas originales, escasos y distribuídos en recopilaciones y sencillos de disqueras de sus cuates, con su sonido heredado del acid house y el techno primigenio de 808s y 303s de los Phuture, los LFO, los Bassheads y los tempranos KLF (antes de que lo ácido derivara en trance y luego en naquérimo y sateluco y más-nescafé-gel-en-el-pelo), de pronto eran el eslabón perdido, entre esa nueva cargadita que le estaban diciendo niu reiv (en busca desesperada por un líder/gurú, que definitivamente sería James Ford, y que justificara musicalmente el titulito impuesto, pues hasta ese momento le debían mucho más al disco punk post post no wave) y el rave original, ese que, seamos honestos, a ninguno de los involucrados le tocó de primera mano.
Oportunistamete se apunta Wichita (“indie“ labels are a business too) en puro plan Jack Black-James Grodin, en un momento que siento aún no era el indicado: SMD apenas tienen 8 temas a su nombre, y sólo 4 de ellos son buenos, brillantes en realidad - Hustler y su constante crescendo; Tits & Acid y su sobrecalentamiento de circuitos, en plan malviaje de arturito; Hot Dog y su progresión simple pero efectiva para mover el cuello con la voz de Ninja de los Go! Team, e It´s the beat que con todo y no llegar nunca a ningún lado, es buena por ese quiebre donde algún avispado meterá Pump Up the JAm de los Technotronic- pero aún así, estaba lejos de ser material para un álbum completo; y Ford estaba hasta el tope de trabajo produciendo el debut de los Klaxons y el morbosamente esperado regreso de los Arctic Monkeys 1 .
El resultado de este emparejamiento entre Wichita y SMD es el Attack Decay Sustain Release, cuya versión filtrada al torrentismo, a 128 kbps, y a más de 2 meses de su lanzamiento oficial es un disco que como trabajo completo siento apurado, tantito forzado y demasiado disperso.
Venga Simian Mobile Disco, como casi todas las bandas que aparecen de chingadazo, y sorprenden, tienen el síndrome del oscurantismo musical (su mérito es ser lo suficientemente nerds para conocer y retomar lo que ha sido olvidado en los últimos 10-15 años, pregúntenle a James Murphy hace 5 años, ahora con ellos es el early 90s), y como todas esas bandas, sus temas de al principio suenan increíble porque están trabajadísimos, se nota que si pasaron un buen rato escuchando a sus bandas referencia y picándole a los botones, y reaplicando metodologías con cierta inocencia y libertad de niños que descubren algo nuevo, y por eso aunque suenan prácticamente igual, tienen frescura. El problema para mí viene cuando hay que completar un álbum, con fecha límite y pues hay que hacer la otra mitad del disco en 3 meses, cuando las canciones con las que te diste a conocer te tomaron bastante más tiempo…
Eso le pasó a este par, en el afán de golpear mientras el hierro sigue caliente hicieron otras 5 canciones que aunque buenas, simplemente no están a la altura de los 5 temas reciclados de sus sencillos anteriores (sí superan a I Believe, con su ex compañero Lord en la voz, que no me prendió en lo más mínimo cuando salió en el Maison, y no es tanto mala leche a ese dud, sus Black Ghosts tienen buenos momentos), porque, de nuevo, están apurados, y por eso mismo intentan abarcar demasiado campo.
Mucho tilín tilín (o quizá blip blip) y no hay paletas…Estos cortes suenan demasiado a otras cosas ya escuchadas y no tan viejas: Sleep Deprivation suena a E-Talking con el propio remix de los SMD a los Klaxons; I got This Down es LFO con un rap con voz de óxido nitroso encima, quizá lo más funk-chromeico que un par de mancunianos paliditos podrán ser jamás; Wooden es disco puro de divas en lentejuela; Love, aunque divertida y con la colaboración de otro cantante de banda-con-potencial-que-nunca-le-pegó (Barry Dobben de Clor) es una rola que está más hecha para apelar a la banda másnescafé; y Scout simplemente es una pretenciosa exploración ambient proto electrónica que serviría más para soundtrack de las primeras animaciones por computadora de conos y esferas que para cerrar un disco.
Aún así, el ADSR es una buena opción si tienes que tener su música y no le quieres invertir tiempo y/o dinero a comprar/bajar sus sencillos, además ahorita son sólo megas… eso sí dicen que la versión material de esas que venden en las tiendas va a traer un paquetito interesante…

clikaquí para bajar el disco.

ya encaramados en la rama de los simian mobile, el Suck my Deck con Joakim, LFO, Para One, Sebastian, Kerowack
aquí

1 .- estos otros changuitos también se agarraron de la recién adquirida fama y el, eso sí, cuasi toque de midas del Ford, y sacaron un bastante buen segundo LP, y lo hicieron rápido, para no dejar que la gente se diera cuenta que el primer disco fue taaaaaan bueno

23.4.07

Justice - D.A.N.C.E EP

Justice - D.A.N.C.E EP


Justice (pronunciado Just eez por favor, mientras más mamón, mejor), ese par que trae vuelto loco a todo el mundo con sus cruces, capuchas y su electro para machines que pone a la banda a ed bangear, air synthear y crowd surfear en donde sea que suene (si son heavys estos duds, si en una fiesta próxima te encuentras en un moshpit hay que culpar a este par de eso) han hecho lo impensable.
En su nuevo sencillo, D.A.N.C.E, los exponentes más macizos de la escuela disco francesa actual han minimizado su característico glitchismo, estática y saturación y han optado por hacer una síntesis, abigarrada y excesiva, como todo lo que hacen ellos, del eurodisco sinfónico con voz-de-negro-de-Detroit producido en Francia a finales de los 70s y de nuevo en los 2000s.
Si bien este giro en su sonido parece algo inconcebible, encaja, quizá demasiado bien, con la concepción generalizada de ellos como los herederos barrocos de Daft Punk® (Justice no pueden negar su cruz: son dos, son franceses, son electros): si sus temas anteriores son la variación cochina y llena-de-ruido-blanco del Daft Punk versión robot de Human After All, esta nueva entrega, que le tira a la encarnación caricaturizada del Daft Punk del Discovery (en sí, una regresión por parte de Guy y Thomas a la música que escuchaban de chavitos), es en sí misma una caricatura, y aunque quizá esta idea está muy chingona, desgraciadamente la rola no termina de cuajar.
Musicalmente este tema es un ejercicio de los posibles alcances pastelosos del disco francés de escuela Banagalter 1. Desde la parte vocal basada en el motown más fresa y asexual de los 70s (si no queda clara la referencia a los Jackson 5 con el coro infantil, queda clarísimo en la letra con el P.Y.T. y el easy as A.B.C. de la segunda estrofa), pasando por la batería silenciada y el bajo ajustadísimo, hasta los arreglos de clavintetizador y sinteviolines de corte época-dorada-de-la-OTI-y-Eurovisión, la rola cumple tan a cabalidad con todos los clichés concebibles del género que, si no fuera por un detalle que la descubre como una puntadota finísima , parecería ser un tributo muy prematuro o una imitación muy chafa.
En realidad, D.A.N.C.E es un comentario bien interesante respecto a la evidente filiación musical del nuevo dúo sensación de la ed banger, pero tambien lo es respecto a la endogamia del disco francés y las filiaciones y consanguinidades en él:
Desde arriba.
La disquera de Justice es Ed Banger; Ed Banger es de Pedro Winter; Pedro Winter es o fue manager de Daft Punk y ahora es el manager de Justice; Justice remezcló a Daft Punk; Daft Punk, por más que quisieran ellos, no son robots, tienen nombres y uno de sus miembros se llama Thomas Bangalter; Thomas Bangalter es hijo de Daniel Vangarde; Daniel Vangarde compuso D.I.S.C.O. de los Ottawan un uanjitguonder de la primera ola electrónica de disco francés tropicalizado, típico y muy bailadito en los “antros“ para señores del Club Med.
Venga que no puede ser coincidencia que los encapuchados hijitos de Daft Punk hagan una canción que suena total y descaradamente a Daft Punk cuyo título es una referencia directa a una rola hecha por el papá de uno de los miembros de Daft Punk…
La cuestión que aún no queda clara (habrá que esperar al resto del álbum para eso) es a quien va dirigida la broma: si es chacota entre ellos, un jugueteo con el fan-fan, un albur al crítico musical, o un ataque edípico de una banda que igual está pasando por su pubertad y que está hasta la madre de que siempre que se habla de ellos digan Daft Punk.

Daft Punk.

El EP trae D.A.N.C.E en sus versiones de radio y extendida, B.E.A.T. que es la misma rola pasada por el filtrito del Justice al que estamos acostumbrados, y la fantástica, puercamente rebosada, y multiremixeada Phantom, en una versión tantito tweakeada (respecto a la versión del sencillo y del Ed Rec. 2), con algún bajito sin distorsión agregado por ahí a ese constante y marcial 1,2 que automáticamente pone a uno a mover la cabeza de atrás para adelante como locomotora.


clic aquí> para bajar el disco

1 Daft Punk Discovery, Alan Braxe, Benjamin Diamond, Stardust, Cassius y Les Rhythmes Digitales (que no es francés, pero quiso serlo)

Gravity's Rainbow -Soulwax remix

Esta lleva como 2 semanas dando la vuelta por blogs y ayer los Disco Ruido la pusieron, (demonios por andar de huevas y ocupado y posponiendo...) no es nueva, pero si soy bien fan de los soulwax de esos que nunca verán nada malo en lo que hacen...

Los últimos remixes de los Soulwax andan jugueteando de manera interesante con esa tendencia cruzada entre disco con groove y campana y cencerro (el standing a los Gossip) o el niu reiv en full force con tonos cromados y entrecortados (los mixes hechos a la versión de Lovelight de Robbie Williams), que ya venían armando desde hace un par de años con I Love Techno del Nite Versions o el only4erol mix que le hicieron a Tiga...
Este último trabajito a Gravity´s Rainbow de los Klaxons refleja a la perfección esta situación: ¿cencerro o sirena? ¿disco disco o techno techno? Los Soulwax parece que no se deciden y hacen una rola que es las dos: arranca a la más pura onda disco samba megamix (de donde tiga sacó su aportación para su remix de Washing Up y que la neta, la version de los joao es superior a la de los two man sound) para luego meter estas progresiones simplitas muy muy muy DFA, para luego sobreponerle unos sintes technoanálogos y mientras le van subiendo el ritmo para armar una bola de nieve o avalancha de lodo cuyo punto de impacto con la población al pie de las montañas es un quiebre decisivo de ruiditos robotrónicos de R2D2 emputado ,donde supongo podrían flexibilizar su set de acuerdo a como vean a la banda, y decidirse por algo ponchudísimo o aguantarse tantito, y dejar que la rola se desarrolle unos segunditos más y llegue la calma después del chingadazo con el intro a Another Excuse (el remix DFA a NY Excuse), lo cual quizá sea un guiñito a su compañero rucanrolero James Murphy (venga que si le van pegando a los 37 40 tanto el Steph como el James), diciéndole “chamaquitos imberbes, el rock va por acá...“

a ver que tal sale el remix que le van a hacer a NYPC, aparentemente estos últimos los estan haciendo para una recopilación oficial de remixes de la que hablaron aquí mismo

Gravity's Rainbow -Soulwax Remix
clik aquí

Un Mes de discos en 20 minutos

A manera de justificante por mi reciente desaparición les dejo los links y las notas transcritas a los discos que tenía planeado a subir durante el mes anterior...
(clik al título para bajarlos)

The Horrors - Strange House
Álbum debut de una banda de Garage en plan Eddie Munster que no me debería de gustar, pero tienen algo por ahí. No sé si son genios, primero porque lograron que el esquizo de Chris Cunnigham volviera a hacer videoclips, luego en la decisión de Sclavunos de fama Teenage Jesus/Lydia Lunch /Cramps/Sonic Youth/Bad Seeds/Grinderman (ay nomás y todos esos sonidos se cuelan al disco) y luego en onda plagio-genial; o si son muy inocentotes en la manera y las bandas en la que se “inspiran“. Definitivamente no es nada nuevo (el garage no ha cambiado nada en los últimos 40 años, el bajo suena más peludo década con década), pero está increíble porque hacen que la gente que sí escucha y toca garage y surf, hagan corajes de que unos chamaquitos vestidos de el extraño mundo de Jack (que no mamen, menos si usan máscaras de luchador) toquen lo que ellos y les hagan más caso...
Count in Fives (robada a los fuzztones y el nombre a otra banda de garage de esas viejitas viejitas), y curiosamente la simplita (y llena de efectos Ed Wood) She Is the New Thing , que les produjo Nick Zinner (“¿oye nick que spray de pelo usas, aquanet? ¿oye tu delineador es avon o revlon? ¿nick, nick ash mis uñas siempre se descarapelan, que polish le pongo?“) están re-buenas... Algo a criticar es que quizá el disco suena demasiado limpio (alan moulder mezcló), a lo mejor si se hacen adictos a la heroína y graban en 4 canales tendrían más credibilidad...

Pop Levi - The Return to Form Black Magic Party
Psicodelia lite de temática banal, con voz de Marc Bolan (sin su Rolls Royce, not so good for his voice). Es el tipo de disco que Anton Newcombe de los BJM primero adoraría, luego se encabronaría de ver que Pop Levi tiene mucho más éxito que él, luego se drogaría, luego se madrearía con alguien de su banda en el escenario y luego diría “claro yo lo hice primero“...
El disco es como hacer uno de estos viajes en carretera hasta-donde-alcance-el-tanque-y-la-cartera con la seguridad de que si sale algo mal, le puedes marcar a la AMA o a la AAA y usar la tarjeta de crédito: no es un viaje que te vaya a cambiar la vida pero igual te la puedes creer tantito y la pasas bomba...
Si uno no anda de mamón es un disco muy, muy, muy, bueno.
Sugar Assault Me Now, Dollar Bill Rock y Pick Me Up Uppercut ponen a cualquiera a hacer el gorilla o el alligator o el watusi.

LCD Soundsystem - Sound Of Silver
Disco más leakeado, hablado y reseñado no puede haber ahora. Quería escribir Somehing Great, igual de snob que el mismo James Murphy pero se quedó en puras notas y nunca pude amarrarlo...

El disco es, sencillamente, una joya, el Pet Sounds personal de Murphy (aguas, dije personal), se dejó de mamaditas de nerdo pedante que todo lo sabe y te lo tiene que demostrar y arma un disco que si bien, igual sabes a quien está copiando, lo hace de una forma mucho más sutil y personal.

Es que, si durante todo el principio de la DFA usaban la estética de la fotocopia de la fotocopia de la fotocopia de la primera onda del post punk y el No Wave (para todo), ahora Murphy aprendió a calcar, y a meter más intenciones, temperaturas y giritos de lápiz para hacer un disco que hace un montón de guiños a todo el rock mamón que le gusta. Esta transición llega en el momento más oportuno (ya no oportunista, como lo fue el disco homónimo) porque la verdad, Murphy, a sus 37 años, ya se estaba viendo demasiado teto, y ruco, mamoneando que “le puso Daft Punk a la banda del extinto CBGB“; a sus 37 años, ya estaba entrando al terreno de lo kitsch fusilándose hasta en el tono de voz a los Talking Heads (yeah yeah yeah yeyeyeyeyeah) y a la cargada de bandas de los “80s no recordados“; a sus 37 años seguir mentando madres de “movimientos sin contenido“, es irrelevante, más cuando las banditas que usó para armar “su escena personal“ supieron desmarcarse hábilmente del estigma del disco punk en el que se vieron encasillados en algún momento; a sus 37 años, seguir siendo el disco infiltrator es cada vez más difícil, sobre todo cuando hay que pararse temprano a correr (a poco correr no es lo más mid tirites que hay)…

En los arreglos y detallitos se hace mucho más evidente la colaboración de Tim Pope (uno de los greñudos de !!!, o ex !!!) y de Pat Mahoney (baterista ocasional de Les Savy Fav) y menos la del T.Í.O. Goldsworthy...

Get Innocuous - Losing my Edge vs. Do the do.

Time to Get – House Ibiza desvalijado…

NAS – Que no se haga si le encanta ser gabacho, la más pinche de todo el disco…

Someone Great – melancólico lullaby oscilatorio a una cotidianeidad inalterada por un evento trágico y funesto (¿quizá un aborto?) con un trabajo de capas reminiscente de la lectura de Gondry al tubazo de ATW Daft Punk que agarra otra dimensión, mucho más trágica, con la narración que la versión que aparece en el 45:33…

All my friends – Rola pop perfecta, piano muy californiano (desde los beach boys hasta captain n tennille)…

Us V Them – Funk Disco de bodysuit de lentejuela y plataforma (sin latón) con un buildup que nunca culmina...

Watch the tapes – Detroit en los 60s y 70s (biker rock, R&B y soul temprano), enkrautado.

Sound of Silver – trance y el techno reiver hecho con las manos, SOS por una juventud ya pasada…

NY I LOVE YOU - Oda al New York post tachas, 0 tolerancia, post 9/11 (donde reventar en bola después de las 2 está muy restringido) a manera de glam de cabaret en la onda de Jobriath Ziggy, Brett Smiley, y Meat Loaf…
Parece que para JM, Nueva York es como el cuate que quieres un chingo, que ha estado ahí toda la vida, pero que ya te da güeba, ya se hizo yupi, te caga su novia, que le perdonaste cuando se dejo de drogar contigo, pero que ni madres le vas a soportar que te diga que crezcas…


Pánico - Lupita EP
Volvieron a venir, otra vez poca gente los peló y eso es una chingadera porque si tocan increíble...
El E.P. trae su cover a Perez Prado en remix mecánico de uno de los diversos nombres y proyectos de Joakim Bouaziz; otro remix, versión película de los 50s de zombies astro vudús (tambor tribal Y teremina) a la misma canción por parte de Zongamin, y Transpíralo en una versión anterior a la del Subliminal Kill...

16.3.07

Mx Beat D.F.

Está clarísimo ya que ahora todos trabajamos (aunque no nos demos cuenta) para alguien o algo y que somos perpetuas víctimas del comercio… Tambien está sobreentendida la hipócrita posición institucional respecto al tabaquismo (no te anuncies, eres malo, pero sueltas muy buen dinero, a tí no te prohibimos)… Pero también es un hecho que nuestra capacidad de movilizar información nos ha quitado algo de estupidez y nos ha vuelto tantito más exigentes y por eso en vez de ser dianas fijas ahora somos blancos móviles en la mira de los publicistas que buscan la manera de apuntar directamente a la esencia de este nuevo target difuso que es el joven contemporáneo, conectado, informado, con posibilidad y capacidad de elección y de consumo.
Marlboro es una marca reconocida, que por determinadas razones ya no puede anunciarse en Radio y TV (pronto en impresos). A diferencia de productos nuevos, y siguiendo la dinámica de la sociedad actual -obsesionada con el laifstail sobre todo- Marlboro, no necesita, ni puede ya, promocionarse resaltando las “cualidades superiores“ de su producto (¿quién hace eso ya?) : menos sabor a culo de árabe, alquitrán menos pegajoso, dientes menos amarillos. Por eso desde hace rato en vez de poner gente alegre fumando en sus anuncios, pasó al vaquero; como todas las marcas, sólo que adelantada 15 o 20 años, dejó de vender cosas pedestres y humanas como “gusto“ y “olor “ y empezó a vender “aventura“. El vaquero se murió de cáncer pulmonar, Brokeback Mountain (¿a poco un product placement de Marlboro Lights no hubiera estado genial en esa película?) no hizo que nadie comprara o desempolvara el sombrero y las botas y para su desgracia andar a caballo o tirar el lazo no se escriben con X de X-trema y X- itante como aparentemente lo es volar en parapente, aventarse con una liga de un puente o surfear con tiburones. Pero estoy divagando.
Marlboro necesita saber cómo promocionarse y posicionarse, dentro de los límites de la ley, en una generación completa que ya sabe que fumar es malo para la salud, que además ha visto a sus padres (osea los tipos menos cool que hay weeee) fumar la chingada marca toda su vida, y que si quiere fumar puede fumar cualquier cosa que se le antoje, cigarros de clavo, sin filtro, lights, ultra lights… Para saber qué es lo que pasa por la mente de “los chavos“ decidió armar un focus group de proporciones enormes (¿o pensabas que te pedían tus datos y te hacían todas esas preguntas para que si te ponías demasiado hasta la madre le llamaran a tus papás?) estratégicamente apelando a los deseos más grandes y anhelados en esta generación en fuga para ellos: Música que les agrade (la que se baja por Internet, la que está de onda en todo el mundo), lifestyle (chicas y chicos guapos vestidos de lujo, gozando despreocupadamente) y la posibilidad de embrutecerse con la sustancia de preferencia de le juventud temerosa (Barra Libreeee): Sexo, Drogas y Rock n’Roll…
Eso es el MxBeat, un ventajoso focus group, organizado a la perfección, disfrazado de otra cosa (para que no te sientas utilizado y no mientas en tus respuestas al saber que estás “en observación“), no es un evento promocional o para posicionar a la marca, ya sabes quien es Marlboro, y no creo que por ver a una banda que te guste mucho, sientas el deseo de ir en chinga a prender un cigarrillo.
Con eso dicho y sin culpa alguna por haber ido, haberme puesto pedísimo y pasarla increíble y mucho menos por pasar todo el día fumando Camel, procedo a hablar de la música y la fiesta.
Entre tráfico y el poco interés por La Gusana Ciega (ya los ví en muchas comidas y fiestas del alemán, y nunca me gustaron, no me tientes está padre cuando tienes 18 pero luego… además, la verdad ver la reunión de un grupo que ni sabía se había separado y que pasó sus mejores momentos hace mucho tiempo ya, no me prendía en lo más mínimo), llegué tarde, aunque en realidad fue idiota y nerdamente temprano… Las bandas abridoras (la gusana y Chetes) eran un buen pretexto para tener música digerible, no tanto de mi agrado, pero sonidito al fin y al cabo, mientras intentaba aplacar la cruda con unas buds (con suficiente limon y sal no sabe tanto a bud, sabe como a Tecate) estar cubierto de la lluviecita molesta, y platicar con los amigos con los que iba y encontraba, porque la verdad, una vez que empezaron las bandas más-acá y empezó a entrar más libremente el alcohol, como que intercambié poco, y cada quien traía intereses distintos…

Los Super Elegantes
Yo tengo un conflicto con las bandas musicales de “artistas“ y es el siguiente: con ellos nunca puedo quitarme de encima esta constante sensación del Joke’s On You, recurridísimo recurso en cualquier actividad mediática transgresora de la psique, antes colectiva, ahora, como todo, individual. En el caso de los Super Elegantes y su cabaret políglota no sé si sus últimos 4 años moviendo y tocando el Channelizing Paradise son parte de su trabajo alrededor de los 15 minutos de Warhol, un performance larguísimo e intermitente; o un proyecto de fin de semana que los saca de viaje muy lejos, muy seguido y en mejores condiciones; o una banda musical en forma cuyos integrantes tienen métodos y medios de supervivencia alternos. La verdad no es que importe del todo, pero sí me daría paz mental saber que, aunque no me fui a parar frente al escenario
*1, la movidita de cabeza que le dediqué a su versión de ¿Porqué Te Vas?, el baile mesurado con el que seguí Dance (el mejor cover que alguien le haya hecho a ESG jamás) o la sonrisa que me sacaron durante la interpretación Minelli/Cumminesca enmarcada en latón de Je Sui Bien no fueron parte de su arte sino respuesta a él.
*1 - la lluvia, jodelona, y había todavía demasiado cartel para chutarmelo todo empapado, además a mi parecer a estos tipos hay que verlos como a todas las bandas de “artistas“: en un lugar chiquito, de preferencia jugando de locales con más “artistas“ y “gente-del-medio“, y muy borracho.


Architecture in Helsinki
Una de las bandas que causaban más curiosidad (y que más convocaron junto al escenario, a pesar de la lluvia), a mí nada más no; el juego de las sillas musicales de estos australianos a mí más bien me pareció blando y sin chiste, un artificio para distraernos de el hecho de que su pop complicadito (que no complejo) de influencia aborigen colonizada, ya lo había llevado a otro nivel Tom Tom Club y sin tanta faramallada.
Okay, son multiinstrumentalistas, todos ustedes; y bueno, se les acaban de salir dos chicas del grupo, esas “diferencias creativas“ son cabronas, pero chale, ¿leer las letras de tarjetitas? ¿waa waa waa waa?, llegarle a la gente más por la pura apariencia (Kellie Sutherland, lo juro es como la novia de corky, la chica cándida con Síndrome de Down que se viste como niña chiquita, y te gana por tierna) que por méritos musicales es algo que sólo se le acepta a bandas que lo hacen por desmadre y su música se escucha de esa manera. Total, que a mi parecer, en carne y hueso los AIH niegan todo lo que su nombre representa (los nórdicos, especialmente los finlandeses son reconocidos por su diseño, limpio sin caer en lo anodino, complejo y no complicado, cálido a pesar de ser blanco, hedonismo elegante) y caen en un montón de clichés que a mí no me convencieron… Muy coreados, sí hasta por mí, tampoco hay que ser amargado, It’s 5 y Do the Whirlwind, buenas canciones por sí solas, en disco, sin ver al grupo y cuyas remezclas en el We died, they Remixed, a cargo de 33Hz (uno de los batacos/cantantes/tecladista traía una playerita de ellos, valen mucho la pena) y Hot Chip, si amenazan con superar a las originales.

Tapes ‘n Tapes
The Loon es un discazo, de esos que van mejorando con cada escuchada, de esos que aunque sabes perfectamente a quién están copiando, no te importa, a fin de cuentas, desde hace tiempo no había una banda que “referenciara“ (“referenciar“ es plagiar después de 15, 20 años, cuando el ciclo musical vuelve a su origen, cuando copiar se vale y es más, es recomendable) tan fiel e inteligentemente al Malkmus y al Negro Francisco… pero en vivo, son otra cosa, los Tapes fallan, no son capaces de retransmitir la actitud incómoda de la época que parecen añorar (acción imposible, sus E.E.U.U. simplemente no son los mismos que los de sus padrinos –ya no más los titanes indisputables-, su territorio quizá demasiado promedio, ni lluvia todo el año, ni inviernos de 6 meses, ni desigualdad evidente en sus calles). Tan sólo cuatro gringos comunes y corrientes, blancos y aburridos como mocos que en vivo suenan, se ven y actúan como un revival ultrapasteurizado y loufat del college rock, protogrunge y gronch de los tempranos 90’s (el bajo es como el hermano menor bien portado de Krist Novoselic, hasta palmea su instrumento como Jeff Ament, con la diferencia de que se vé que le tiene aversión al conflicto y al dolor y nunca será broder de Dennis Rodman) pero sin un ápice de lo que hacía remotamente interesante al genero en su momento: nada de ira acumulada escapando en chingadazos autoinflingidos, drogas fuertes jodiendo-para-crear, ni homosexualidades latentes tormentando-al-artista.

Spoon
Después de la sensación de vacío dejada por los AIH y los Tapes, Spoon fue una enorme y gratísima sorpresa. Teniendo en cuenta mi pragmatismo hacia el “indi“ vanagloriado por Pitchfork, soy reacio a aceptar que estos Texanos me gustan del todo, la verdad sus discos antes del Gimme Fiction jamás los he escuchado completos ,ni el Kill The Moonlight, y aunque si me gusta su LP más reciente, me parece algo exagerado en la utilización de arreglos e instrumentación extra-rock (léase el dramático piano de cola). Pero, en directo, aquí (¿habrá sido la pobre ecualización de la que sufrieron casi todos los actos del escenario exterior?), sí me parecieron los reyes que tanto dicen que son, exudando una clase, un estilo particular y un abolengo, que al menos yo no he visto nunca combinado de esa manera en vivo, y que probablemente sea resultado de los más de 60 años -combinados- que se ve llevan tocando entre ellos. Britt Daniel y compañía sonaron como uno de estos conjuntos de Rock Blues de alcohólico rehabilitado y clincot, (bendito sea sin caer en el cristianismo por desplazamiento) de guitarra cuidadosamente, y obsesivamente desafinada que haría ponerse de pie al mismo Tom Petty si lo llegara a escuchar en algún hoyo con rocola, toros mecánicos y cervezas calientes al lado de la carretera. Su interpretación de My Mathematical Mind, The Delicate Place, They Never Got You, y sí, bueno, porsupuesto I Turn My Camera On sellaron el asunto: me declaro fan.

ADULT.
Abriendo la carpa y oficializando la fiesta tocó el turno al matrimonio nativo de Detroit (para algunos Adán y Eva del punk de sintetizador de pelo negrísimo), dignísimos seguidores de la tradición techno del midwest industrializado . *2 Poca gente ahí por ellos, el aliciente principal de estar en la estructura era la barra libre, sin embargo los iniciados lo disfrutaron mucho (quizá por la música, quizá porque es lo que el avant garde que está en todas las fiestas tiene que escuchar) y pisotearon a gusto con un set macizo y renovado (están estrenando disco). Me llamó mucho la atención su sonido actualizado al fake analog que tanto gusta ahora: han sabido desmarcarse hábilmente de ese electro sleaze, agudo y filoso como tacón de aguja de ninja-mala-de-película, (que se relacionó tanto con ese caprichito desheredado que fue el electroclash hace tan sólo 5 , 6 añitos). Personalmente les perdí el rastro después del Anxiety Always, pero escuchar Blank Eyed Nose Bleed en directo, en versión puerca, renovó mi interés por el dúo…
*2 Qué tiene esa ciudad en desurbanización, abandonada por la industria automotriz, que lleva a sus habitantes a volverse pirómanos, metafóricos con el uso punkincendiario del sintetizador y los beats metálico/mecánicos de la 808, o literales, el día antes de Halloween, al menos.

Datarock
El Cock Disco del DAC (Datarock Athletic Club, tracksuit incluído) fue otro de los puntos altos de la noche. Calistenia de arena rock ininterrumpida -step, tijeras, bicicleta- por 40 minutos sudorosos, en los que el dúo (en vivo cuarteto) noruego soltó las moviditas de su disco, casi todo, de manera continua, sin presentaciones largas ni mayores historias detrás de las canciones porque-los-calambres-se-ponen-fuertes: I Used to Dance with my Daddy y su inicio comon-guerls-du-yu-biliv-in-lov con palmas al aire y pausas para posar powerangerescamente; una versión en esteroides de Sex Me Up, acelerada y mucho más robusta que en el álbum (onda Ben Johnson en el ‘88), que saca todas las ventajas del baterista in-situ; Computer Camp Love y su flow sincopado de bimborap perfecto para el photo-op de brazo cruzado, espalda con espalda; y para culminar el tema que los llevó al DJ Kicks de Annie y de ahí a los oídos –y las extremidades- de muchos más atletas de la pista, FaFaFa, cuyo leit motif (coro-título-estribillo) fue coreado acapella, celebrado y bailado por los presentes a manera de estiramiento post sprint, para aflojar el músculo y no quedar trabado para lo que seguía …

Bondé do Rolé
El único dilema real *3 que se me presentó en todo el día fue éste: quedarme en la carpa y ver a estos brasileños que tanto han llamado mi atención últimamente, o salir y ver el pop rizomático (móvil, multidireccional, torcido) de Peter Bjorn and John. Al final la decisión no fue tan complicada: no tenía a quién abrazar o a quien silba(bea)rle al oído así suavecito Young Folks, o a quien cantarle Objects… o Paris, o con quien brincar con Amsterdam, y además ya andaba enfiestado… Para los 10 pelados que nos quedamos en la carpa (y Diplo y los AIH que estaban ahí al lado, regalando alebrijes inflables) no pudo haber mejor grupo para meter tercera en el moshpit bailonguero. La pura decadencia (la que se siente chingona) con el Cut & Paste sardónico de Gorky en los controles, las rimas pueril-olitas de baño de escuela de Marina (y sus nalgas grandotas, enmallonadas en leopardo, moviéndose burlonamente en círculo siempre que podían), y el constante contacto con el público de Pedro. El Show desde abajo, una sodoma sudorosa por todos lados, el arrimón sabroso, diversión simple y sin pretensión: Daft Punk masacrado deliciosamente en máscaras de luchador y playeras de la selección mexicana (no hay pedo, están re chavitos, se les perdona); The Final Countdown (turu ru ruuuu, moviendo los deditos) como base para Máquina de Ricota; y Melo do Tabaco en su versión Layne Staley-revuélcate-en-tu-tumba me pusieron de muy buen humor para lo que seguía…
*3 decidir qué estado iba agarrar, el tachesco ron-con-cola, o el rockstarísimo jack’n’coke, no fue tanto dilema, simple cuestión de logística en las filas, igual iba a acabar borracho, y sí, me fui por el Jack…

Diplo
Sin mucha alharaca, ni cambio de equipo (acabando Bondé las luces bajan, entra música de ambiente) un dud envuelto en sudaderita con gorro saca de su mochila una MacBook negra, conecta un cable, saca audífonos, algunos lo ven y le empiezan a gritar (la fiesta partida entre los de adelante que llevan bailando un rato y saben qué es lo que van a presenciar y los de atrás que tienen cosas más interesantes que hacer, como ligar, platicar, beber y pelearse), saluda y se arranca con un set que durará hora y media, quizá dos, consumiéndose el tiempo del cerrador, que sabiamente ni la armó de pedo, porque poner discos después de lo que haría el cabrón de Diplo sería simplemente imposible.
Si bien el lider de Hollertronix y presidente de Mad Decent, tiene un disco de música “original“ (el shadowesco Florida), y ha producido a M.I.A. y hecho remixes para Gwen Stefani, Justin, Beck y los YYY , lo suyo realmente es el mixtape y el mashup, esos híbridos robo-como-arte/creación que tanto han florecido con el advenimiento del peer to peer como método de adquisición musical, que a su vez va transformando gradualmente a la computadora y al CDj en las nuevas guitarras, lo que nos ha dado una enorme cantidad de DJs del zeitgieist, versátiles-de-onda que están completamente en línea con la cultura globalizada del reventón. De estos últimos, a mi parecer hay 2 líderes indiscutibles, que definen por donde irá la cosa: Los 2 Many y Erol Alkan, luego vienen los que cada año son el hot shit (ahora es SMD, quizá Shinichi o Feadz o Mehdi, algún Kitsuné) y sacan su dj kicks o su fabric, la cuestión central es el término globalizado, en cualquier lado pondrán las mismas rolas porque en cualquier lado la gente las sabe y las baila.
Diplo es un caso particular, ha estado ahí todo el tiempo, sin embargo no encaja en esta categorización aunque comparte mucho de su set de fiesta con los anteriormente mencionados. Además de que es gringo y su pasado no viene del rock o el electro, lo que siento lo distingue es que no le molesta complacer, no le importa no ser übercool y sobre todo, más que globalizado es global, es un dud interesado por las músicas pop locales mutadas (revisar su trabajo alrededor del funk carioca, o con M.I.A., osea que es internacional sin caer en la musicalización UNESCO) y hace su tarea… Arrancando con el Bongo Song de Zongamin (de esas rolas bujía con mucho bajo cencerro y tarola, hecha por un japonés friki friki, que ya decir eso de un japo es mucho), empieza a armar un set actual que logra llamar la atención de la gente, de ahí inconsútilmente Diplo empieza a esbozar una fiesta humpera mientras va pasando por sus propias versiones de Justin y Gwen, y un par de versiones rescatadas de la favela brasileira y el Miami Bass, que obligan a acercarse a alguien para bailar y aumentar el tamaño del dancefloor a una masa crítica que será controlada de cerca por temas recurridos como el ya obligado (y algo obvio quizá) we are your friends de Simian pasado por los vidrios rotos de Justice, algo de Daft Punk, The Cure por ahí. La gente ya está atrapada, sudando, bebiendo, divirtiéndose de lo lindo, cantando (agüebo, es una fiesta) y suelta una inesperadísima Killing in The Name Of de los reunidos RATM (el Alkan tambien ha soltado esta de vez en cuando) que al menos a mí me recordó la secundaria como una época bonita. No conforme con eso Diplo empieza a derivar en esas rolas buenísimas que luego no fueron chidas pero que ahora por eso son grandiosas: House of Pain , Technotronic, para soltar una bomba que en su chafés roza en la genialidad, tanto que hasta a los muertos (al menos James Brown y Pedro Infante se sacudieron en su tumba) puso a bailar: Pedro Infante murió (la versión de Memo Ríos – aplausos – al himno de los L.A. Style, y digo, si los Klaxons andan covereando a esa Ibiza noventera con Grace y The Bouncer, porqué chingados Diplo no podía hacer esto en una fiesta en México). Después de esto yo ya estaba perdido, borracho, extático, tanto que al momento en que de The Prodigy desprendió a Celso Piña, no tuve problema alguno en agarrar a la primera chica a la vista para dar piruetas por la pista mientras Diplo, arriba, con sombrero de menonita ponía un par de cumbias más para despedirse obligadamente de la fiesta. Buenísimo, divertido, desenfadado, Diplo atrapó a los más de 5000 asistentes a la carpa y terminó un festival impecable en su compleja organización, de la forma en que toda fiesta debe terminar, con una gulosa urgencia de más fiesta como esa, por siempre.




*Por Razones de cercanía al escenario, un alebrije/dragón inflable que traían los Bondés, regalo de los AIH, cayó en mis manos. Realmente yo no le tengo uso a esa cosa, ni tengo primitos, ni hermanitos, ni hijos a quién dárselos, así que como a mí no me sirve y quizá a alguno de ustedes le interesaen su fanatismo por memorabilia ridícula e inutil, y por consejo de Alekendra the Ethnic abro el primer concurso promocional de este blog. Quien diga la mejor razón de porque EQNSTN es una chingonería y su autor y sus opiniones deben de considerarse como Mantra en el extenso territorio de los blogs musicales se lo lleva. Si en su comentario hacen alguna referencia a lo sensual que es mi manera de bailar, o lo increíblemente bien parecido que soy, o algún cumplido fantástico, le falsifico la firma que lo autentifique. Las razones deberán de ir en formato de top 3 y puestas en los Comments de este post, donde también podrán promocionar sus blogs, mandar saludos, elogios, críticas y mentadas de madre. Ya gracias.

6.3.07

The Teenagers (perfil)

Hay bandas que dices: “se ve rebuen pedo el cantante, un dud normal, igual que yo, seguro si me lo encuentro en algún lugar y le digo algo de su disco (sin sonar como fancito alocado, soltando alguna referencia a una banda-viejita-que-sé-que-escucha-porque-lo-leí-en-pitchfork) me acepta una chela y luego me invita una“, los Teenagers definitivamente no son una de esas bandas, es más, no sólo no se ven buen pedo, se ven ojetes ( en plan vividor gigoló juvenil less-than-zero); de esa banda que pide tus drogas a través de alguna chamaquita coquetona que viene con ellos y se la terminan entre amigos; de esa banda 5 años más chicos que tú pero que , puta, ya vivieron en barcelona y estuvieron dirigiendo videos o haciendo el arte, etc. etc.; de esa banda que le tira el pedo a tu novia no tanto porque les guste, sino nadamás porque pueden, para demostrar que son más cool que tú, y la verdad sí lo son, mucho, pero mucho más cool que cualquier mortal...
son tan cool (insertar chiste de Chuck Norris, o de Yo Momma) que:

a)son Franceses y reniegan de serlo y por eso se están mudando al Londres niufosforescente...

b)Se formaron a finales del 05, tienen tres, cuatro canciones grabadas, y así ya son la sensación de fluokids,microlips, skull juice y todos esos blogs dancemixeros.

c)De sus tres, cuatro canciones grabadas hay chingos y chingos de remixes de más grupitos de esos como los teenagers (los Guns^n^Bombs, los Bono Must Die, los Crystal Castles , SLUTT), total, todo queda entre familia...

d)hacen que las chicas se escriban I heart the Teenagers en el cuerpo y les manden fotos...

e) NO HAN TOCADO EN VIVO (según su myspace, hoy es su primera tocada), y la S.L.U. (de CC, otra vez, Dandi Wind y Duchess Says, que tienen un cover a babies got the rabies de los Six Finger Satellite*1 de no mames)ya los va a editar en E.U. y están "en pláticas" con disqueras inglesas...

f) hacen un pop-de-pista-de-baile simple, de baja definición pero altísima precisión (bajo constante y parejo, guitarra nadamás para acentuar, computadora-y-no batería, ah y voz con acento francés, que por supuesto sólo habla de coger) que se agradece porque vuelve a exaltar la frivolidad (si vas a ser rockstar actúa como tal), simpleza (por eso tantos remixes) y ligereza (se olvida fácilmente) que TIENE que tener este tipo de música.

Total, de sus canciones, que son tres o cuatro, sólo dos son buenísimas:
Fuck Nicole, su primera, sigue la fórmula anteriormente mencionada y pega (con letra de una gordibuena con buena teta, ponedora y puestísima, a la que hay que caerle con drogas y listo); pero Homecoming, esa se vuela la barda, un "tell me more" para la juventud del web 2.0 -"don´t forget to send me a friend request"-, que hace uso de otro recurso brutal que garantiza mínimo otra escuchada, el dúo chico-chica (la voz femenina desconocida para mí pero bien reminiscente de una de las de bran van) que narra un encontronazo de verano casi incestuoso entre una gringa (de esas springbreakeras que guacarean y luego se besuquean a sus amigas), chichona (fetiche por ahí) y romántica; y uno de estos duds de pantalón ajustado, chamarrita fluorescente, pelo sucio y un nivel mínimo de grasa corporal. Los respectivos puntos de vista diferentes sobre dicha situación expresados a la perfección en el corito "i fucked an american cunt, i loved my english romance", que me hace pensar lo que hubiera pasado si Whitney le hubiera dicho yes a Serge...

MP3 diversos de los Teenagers, clicizquierdo aquí para bajarlos...


Myspace de los Teenagers


*1 Six Finger Satellite es la banda donde se conocieron y empezaron a trabajar juntos dos de los honchos de la DFA: Juan Maclean tocaba ahí, y James Murphy era su ingeniero de sonido y el setup que usaba era llamado Death From Above (cómo habrá sonado) por-lo-tanto DFA; uno de los chinese stars también fue miembro...

5.3.07

Los Campesinos “signo de exclamacion“ (puto blogger no me deja)

Son 7, usan playeritas de colores, están basados en Cardiff (Gales: GCM, Super Furries, los Manic y donde aparentemente hay una nueva “escena”) donde todavía van a la “u-ni“ y hacen exámenes finales que no les permiten ir de gira, llevan tocando juntos año y medio, y su sonidito indipop, causó tal sensación entre musibloggeros, que, con sólo 4 canciones grabadas y montadas en su myspace, lograron que la BBC les grabara una sesión, abrirle a Broken Social Scene, y que la Wichita (Bloc Party, The Cribs, YYY’s, SMD) se apuntara desde temprano, los firmara y les editara su primer sencillo “oficial“, todo en los últimos 6 meses.
Son los campesinos!, con signo de exclamación al final y al menos en mi caso, sí generan esa sorpresa a medias e incorrecta gramaticalmente implícita en su nombre …
Pop chico/chica de guitarritas jangly, con acentos de xilófono, violín y teclados, melodioso a más no poder, de ese que aunque no quieras te hace mover la cabecita de lado a lado como muppet y hace que te odies a ti mismo por eso.
Al escucharlos y hablar de ellos no se puede evitar decir Architecture in Helsinki, The Unicorns, HIdden Cameras -sin la homosexualidad expresa- o hasta (gulp) The Shins o CYHSY. Algunos resucitarán el twee as fuck, yo le diría twee con twist (¿tw-eest?) más cercano quizá al Bis temprano (si le quitas la onda Devo) que a los Tullycrafts pues saben evitar el sonido nauseabundamente paletoso (con centro bubblegum) de principios de los 90 y la pendejez pintada de metáfora avanzada de sus contemporáneos con la adición de un picking constante que usan en las guitarras (es que requinto suena o a Chamín Correa o a tetazo metalero), ritmos acelerados lo suficiente para mover los pies y letras divertidas, y bastante inteligentes (soltadas con acento pesado) con joyitas de este tipo: "Trying to find the perfect mix between pretentious and pop, some crappy artwork that took, way way too long to draw. Hand written tracklisting restarted every time the pen smudged, encoded title doesn't give away as much as it should. It started with a Mixx, how did it come to this?“.
Hasta el momento todas las canciones que les he escuchado suenan bien, en especial, You! Me! Dancing!, apologia de los sin ritmo, Death to los Campesinos!, y el nuevo sencillo We Throw Parties, You Throw Knives.

clicizquierdo aquí para hacerse de su E.P. virtual, el Hold On Now, Youngster y su doble lado A nuevo, We throw Parties...

27.2.07

Girl Talk @ mxbeat y perfil

Desde el año pasado que salió el Night Ripper, Girl Talk ha pasado de ser una leyendita local en Pennsylvania a un referente necesario de lo que puede ser considerado una buena fiesta en cualquier parte del mundo. Decir su nombre entre gente que lo conoce provoca siempre sonrisas, sé de varios Ipods donde mínimo suena una vez a la semana (por lo común viernes o sábado en el coche), amigos que ni idea tienen de su música quedan sorprendidos siempre que escucha el mentado disquito por primera vez. Carajo, es adorado por los pitchforks, dios bendiga su pedantería, es considerado un estandarte por los creative commons y ya se ha escrito un chingo (y probablemente mejor) sobre él. Entonces ¿porqué dedicarle más letras a este dud, que entre los blogs de música más-acá ya no es noticia? Porque el pasado fin de semana tuve la oportunidad de verlo en el mxbeat de GDL y:

a) no mamen, qué divertido.
b) está muuuuuuuuy pero muuuuuuy cabrón.
c) por lo que ví y escuché allá, muy poca gente, al menos en guanatos, sabía qué pedo con él. *1

Girl Talk es EL weekend warrior, un super héroe para el paripipol: de lunes a viernes, de nueve a cinco es Gregg Gillis, ingeniero biomédico, joven educado, amable novio, vecino decente; de viernes en la noche al lunes que le sigue es GT, paladín del desmadre, que equipado con su laptop, su increíble oído y memoria, y su impresionante biblioteca de loops y sampleos, matemática (recuerden, ingeniero), metódica y meticulosamente recortados y ajustados conjuga los poderes del billboard para poner a bailar a quien tenga enfrente, sea en reuniones en la sala o el jardín de sus cuates, fiestas en sótanos secretos con gente de jeans apretados y playeras de colores vivos, o eventos multitudinarios en lugares reconocidos.
Este tipo es -santísimo nerderismo de mi parte- Batman, no tiene superpoderes, pero sí tiene un conocimiento amplísimo de música popular y un muy buen dominio de la tecnología que utiliza; su enciclopedia musical abarca todos los estilos: pop, disco, música-de-oficinista-en-el-sixties, rap old school y más nuevito, hair metal, grunge y shoegaze, big beat noventero, indietronico del cerocero con cencerro (en fin toda la música que ha sido, es o está destinada a ser “clásico-de-universalstereo“ en algún momento); y en vez de cinturón multiusos usa tan sólo su compu (cargada con el girl, un programa de loopeo, de donde supongo, sacó el nombre) y un micrófono, 2 turntables and a microphone es demasiado 90´s.
Con estas herramientas arma su rock: imaginen los últimos veinte años del top 40. Intenten recordar todos esos estribillos y coros; 5, 10 segundos de música que sobrepasan las n semanas en esa lista y que quedan fijados en el imaginario popular (más allá de los gustos e inclinaciones particulares) y han sido el punto más alto en la carrera de infinidad de músicos de todos los estilos, ahora pónganlos todos juntos a manera que hagan una mezcla continua manteniendo el mismo beat y sobre esas bases y harmonías fabricadas encajen las rimas y coros más memorables de hiphop para mover el cu-looooo y del pop MTV (producido por los hiphoperos que nos hacen mover el cu-looooo) que tanto gusta cuando uno anda en plan gringo-pendejo-en-spring-break.
Esta combinación y su show en vivo, es precisamente lo que lo diferencia de otros pesados de la mezcla y el remix como los 2 many DJ’s, SMB y Erol Alkan, no se diga del resto del cada vez más saturado mundo de DJs, pinchadiscos, mashuperos y selektors de ambiente. Mientras éstos buscan meter lo más nuevo de lo nuevo de lo underground de lo de moda (finalmente estos tipos terminaron imponiendo a la Kitsuné, la Ed Banger, la DFA , la Wichita, como los labels de preferencia), las bases de GT son puro éxito garantizado y generalizado que en vez de intentar apantallar con lo “de onda”, asombran por los alcances y posibles combinaciones que logra con recortes diminutos, pero reconocibles, de música super digerda. Mientras los primeros actúan como gurús inmóviles e inalcanzables detrás de sus aparatitos, demasiado “cool“ para interactuar con el pópulo, GT lo lleva al otro extremo: su personaje de nerd-gone-wild preocupado por cómo la esta pasando la gente (el schtick, que siempre ha existido, pero que en su formato evidente es tan recurrido en la música actualmente) *2 siente la música que está combinando, la baila como si sí le gustara (y se encuera al ritmo de ella), se involucra de verdad con la gente, brinca con cada break que hace, pregunta si está bien subirle tantito al ritmo.
Por si esto fuera poco (que no creo, una laptop nunca tendrá la misma atracción que una gibson) invita a la gente a subir para que bailen con él, baja para bailar contigo, robarse tu cigarro, tirarse tu chupe encima, darte copias de su disco (llevaba una caja con ellas, unos 30 cds; aventó al principio unos cuantos, luego, en uno de los puntos álgidos, mientras sus beats seguían, bajó y le soltó la caja a la reducida bolita que estaba pasándola bomba bailando junto a la valla de protección generando un remolino de manos y brazos, prestos para apañar alguno de los discos), volver a subir para darle con el mouse otro ratito a las yuxtaposiciones auditivas para, minutos después -bañado en sudor y alcohol, el atuendo reducido a sólo pantalones, la gente pidiendo más- culminar su set con un cover catártico de Scentless Apprentice de Nirvana que lo lleva de nuevo al centro de la pista, donde comparte el micrófono con quien esté cerca, coordina a la gente para agacharse y brincar con él donde explota el coro, se deja abrazar y es cargado y paseado en hombros por el recinto mientras el track acababa y con él uno de los shows más divertidos y personales en los que he estado en mucho tiempo.

para que entiendan:







*1 - sí, lo sé, si bien la mayoría de las bandas que han traído a el mx beat son una chingonería, y cada año han sido lo que está de onda entre la gente que gusta de bailar y cuyas referencias musicales están en la prensa extranjera, el myspace, los blogs, etc. etc. mucho del respetable (no todo, recalco, no todo) no está ahí tanto por la música. Algunos están ahí por el status de ser invitados a un “evento“ “exclusivo“ ( güeba, a ver duds, cuando ganen un premio o reciban una medalla y por eso cenen en casa del embajador, con ferreros rocher por bandejas, venga, pero un evento publicitario para miles de personas, pues no mamen), otros para ver y ser vistos (digo, uno no está hecho de maderita, ver chicas guapas siempre está bueno, igual en una de esas uno se atreve a hablarles, aunque eso no pase muy seguido y haya lugares mejores para acercarse a alguien) y otros tan sólo por la barra libre (esos no me molestan en lo más mínimo, es más muchach@s tráiganme una por favor).


*2 - Curiosamente el cartel repleto de ellos: María Daniela con la onda chica inocente al frente/chico malo en los controles, Titán y su onda cosmopacheca de hoyo funky pre-temblor, las Pippettes y el revival phil spectoresco de chicas de ensueño, WBA y el yacht dance (smooth, yet it rocks) pasado por Napoleon Dynamite, Babasónicos y su onda rockstar-70s-de-la-peralvillo...


okey suficientes palabras por el momento:




clicizquierdo aquí para bajar el night ripper...
clicizquierdo aquí para ver una lista de los sampleos que usa...


R.

21.2.07

V.A. - Kitsuné Maison Compilation 3

V.A.
Kitsuné Maison Compilation 3
Kitsuné Music


****
Chicas-fashion y chavos-de-onda, Hipsters en general, regocíjense y consigan jeans menos apretados para bailar porque la disquera filtra-tendencias y casa de moda franco-japonesa ha editado otro capítulo del Maison y de nuevo han tirado la casa por la ventana.
Para los que llegaron tarde, las KMC’s se encargan de recopilar en un solo disquito un montón de rolas originales y remixes (algunos inéditos) provenientes de los cada vez más numerosos, y por lo tanto difíciles de conseguir, Viniles y Maxisingles de bandas y productores buenísimos de rock bailable con teclados y secuencias y/o electro superaccesible (para los que prefieren las guitarras), que encuentran en esta compañía la oportunidad de editar por primera vez, o mientras se encuentran “entre proyectos“ , un material que les abra las puertas o funcione de preview a cosas más grandes; si no, pregúntenle a Klaxons, a SMD, al Whitest Boy, a Joakim, a Lo Fi FNK, a Architecture in Helsinki, Jenny Wilson, etc., en fin, ver el roster de bandas y remixeros de estas compilaciones es como ver un quién es quién de la música más emocionante que hay ahorita.
De esta tercera parte hay que recalcar la increíble Trash de los mancunianos The Whip (que suena como el producto de una noche de amor potenciado por químicos de los Chameleons y New Order), el atascadísimo remix de Soulwax a los Gossip (así o más de moda), la mezcla de Van She Tech a Gravity’s Rainbow de Klaxons, y los nuevos sencillos de Simian Mobile Disco (que no está tan buena, pero es James Ford), Alex Gopher y Boys Noize.
R.


V.A. - Kitsuné Maison Compilation 3 pt 1
V.A. - Kitsuné Maison Compilation 3 pt 2

Joakim - Monsters & Silly Songs (Review)

Joakim
Monsters & Silly Songs
Versatile Records


xxxx
La más reciente entrega del ultra requerido productor/dj/ jefe de disquera y tipo übercool Joakim Bouaziz es una inesperada desviación estilística de los beats electro houserones a los que nos tenía acostumbrados que prefiere tomar los caminos del rock-de-conocedores con una muy interesante y sutil combinación de elementos rítmicos de kraut, sicodelia y post punk que sirven de base a melodías disco-sintéticas, new wave, y hasta jazzeras.
Surgida de una crisis, (el álbum, originalmente ideado para continuar la muy bailable lìnea del Fantomes del 03, se perdió cuando, después de dos años de estar trabajando en él, su disco duro murió por una ¿desafortunada? descarga eléctrica, que llevó al Tigersushi mayor a mandar a la chingada a las computadoras, armar una banda “de verdad“ -la Ectoplasmic Band-, y reconceptualizar su live act) esta heterogénea y fragmentada colección de , como su nombre lo indica, “monstruos“ (experimentos ambientales que funcionan a manera de introducciones e interludios) y “canciones absurdas“, aunque peca de ser un tanto dispersa, tiene una inocencia y franqueza que es muy apreciable en el mamonsísimo panorama del rock bailable, y más viniendo de un francés. De resaltarse son Drumtrax, único testigo de lo que pudo ser el disco de no haberse perdido en el limbo de los 0s y1s; la ligerita Lonely Hearts, con su base rítmica de hi hat y tarola disco al 50%; Rocket Pearl, con una guitarra que haría sonrojar a los Franz Ferdinand; y I Wish You Were Gone, (cuyo remix Dub que viene de lado B al sencillo no tiene madre) que tiene uno de los ganchos más pegajosos que he escuchado recientemente y que, lo puedo confirmar, es perfecto para traerlo de timbre en el celular.

R.


Joakim - Monsters & Silly Songs