12.5.07

Coachella 07

Yo no fui a Coachella, eso no quiere decir que EQNSTN no iba a poner nada al respecto, buenos amigos fueron, el satelital andrés se cooperó con su propia resecrónica del festival del desierto...


moonman dice:

Seamos honestos, Coachella es uno de los festivales más fresas que hay hoy en día. Tal vez sea porque desde sus inicios trató de limpiar la mala imagen que los festivales tenían, ya que unos meses antes del primer Coachella, Woodstock 99 fracasó rotundamente al venderse por completo (na más faltaba que hubiera un Wal Mart dentro) y porque la gente se desesperó por los altos precios de la comida que acabó prendiendo una hoguera gigante enmarcado por policías sacando a los asistentes del lugar.
Los line ups de Coachella se han distinguido por tener una variedad de artistas electrónicos, hip hoperos, rockeros e indieros, de esos que Pitchfork catapultó de sus escenas locales para convertirlos en little big bands como Arcade Fire (que por cierto cada paso que dan de promoción temen a caer en el término venderse, sobretodo por su reciente aparición en Saturday Night Live). Resulta curioso que para estos grupos Myspaceros, participar en un festival de esta índole sea la major promoción que puedan tener (un ejemplo sería que Los Campesinos! estarán en la edición de este año de Lollapalooza).
Lo que particularmente me llamó la atención de la alineación de este año, fue el concepto que tienen los curadores del festival sobre el electrónico, ya que por un lado teníamos una excelente selección de la nueva bancada electrónica encabezada por los Justice y Digitalism, al DJ Mehdi (que se presentó en el MX Beat de Puebla), los remixeros por excelencia Soulwax, a los “ya merito soy Más Nescafé” de Faithless, y MSTRKRFT. Pero por otro lado nos encontramos a díyeis “renombrados” como Paul Van Dyk, Tiësto e Infected Mushroom que jaló como tsunami a todos los ravers (que un raver en esta década sería como ver al gordo metalero del puesto del Bazar de Lomas Verdes o Coapa con su playera de Halloween) que inmediatamente sacaron sus poleas fluorescentes y alitas plateadas… lástima que no fue el azteca plateado de “Dance With The Devil” pa tomarme una foto con él. Entonces tenemos dos visiones distintas de la música electrónica que para el primo oficinista que medio sabe de música diría que son los mismo. Obvio que aquí no estoy considerando el híbrido punk dancesco a la DFA: LCD Soundsystem (que para mi gusto fue más rockero que electrónica su presentación), The Rapture o Hot Chip (que se aventaron un snipet de “Temptation” de New Order que fue delicioso auditivamente); o los Warpescos !!! (chk chkchk).
Los que realmente me impresionaron verlos en vivo fue Justice, que anteriormente se había mencionado en este blog. La verdad, muy a su manera, si podrían ser los herederos del legado Daft Punk ya que su house puerquísimo tiene programaciones muy inspiradas por el oscuro Human After All, que extrañamente cuando salió las críticas lo destrozaron por ser monótono… pero chequen ahora la cantidad de grupos que se inspiaron en ese sonido. Lo que caracteriza las presentaciones de este dueto parisino es una cruz blanca justo abajo donde mezclan, la verdad sí impone y más al escuchar de fondo “Waters Of Nazareth” o “Phantom”. Creo que a partir de esta presentación, muchas publicaciones y fans que cayeron por casualidad le darán seguimiento a este dueto, que darán mucho de que hablar.
Otro fenómeno derivado de esta nueva bancada electrónica, es la orgía musical que se da al momento de hacer remixes (si no pregúntenle a Van She, Crystal Castles, Phones, The Teenagers o Bono Must Die), ya que escuché en cinco ocasiones distintas “Gravity’s Rainbow” de Klaxons: la primera fue con MSTRKRFT, la segunda con Justice, la tercera con Soulwax, la cuarta con DJ Mehdi y la última por parte de los propios autores. Esto nos lleva a la siguiente cuestión: ¿Klaxons son el grupo de este año?. La prensa británica (especialmente NME) ha creado este rubro al poner toda la carne al asador a un grupo: el 2005 para Bloc Party, el 2006 para Arctic Monkeys (que me callaron la boca porque pensaba que realmente estaban inflados, pero al verlos en vivo neta que sí la arman), y este año todo indica que será Klaxons (justo el hit pre-veraniego “Thou Shalt Always Kill” de Dan Le Sac vs Scroobius Pip es una sátira de este fenómeno). Los que los coronan desde ahora, probablemente no hayan escuchado a Shitdisco, que es Klaxons pero con más huevos, pero bueno, ese es otro tema. Para comprobar dicho acontecimiento me colé hasta adelante, y como resultado fue un concierto muy bueno que me hizo ver el Myths Of The Near Future como un gran disco, al mejorar en vivo canciones como “It's Not Over Yet” y “As Above, So Below”. Sin contar los sencillos mezcladísimos de “Atlantis To Interzone”o “Golden Skans”. Quedé con un muy buen sabor de boca, hasta que le pregunté qué le pareció a un cuate, que vio de lejitos el concierto, a lo que me contestó “Pues x, ¿no?”… No se si la adrenalina del brinco comunal o la influencia de la prensa británica me hicieron pensar eso, pero sólo el tiempo dirá si los reyes del niu reiv estarán en el cuadro de “Artistas del Año”.
Otro de los grande motivos por los cuales el tercer día fue realmente un sold out, fue el reencuentro de Rage Against The Machine. Yo criticaría el hecho de que este regreso los va a catapultar a un lugar mucho más elevado, según el “famómetro”, del que tenían al momento de su separación. Un factor clave sería una sola palabra: Bush, quien apenas llevaba un par de añitos al desintegrarse, dejando a Zack de la Rocha sin oportunidad de pendejearlo. Un amigo que ha asistido a cinco Coachellas me dijo que nunca había visto una cantidad de gente igual para un artista, a ojo de buen cubero calculo que unos 50 mil estaban desesperados por ser testigos de la reunión. Sus fans obviamente emigraron desde LA para verlos, entre los cuales destacaban los tatuados, cholos, y amantes del hard rock metaloso sin tintes emo. El sonido falló muchísimo, pero aún así todos los asistentes corearo, moshearon, y hasta se subieron a la consola, despertando la furia de los americanos “reales” que no están de acuerdo con el sistema Big Brotheresco del país vecino.
Éstas son solo algunas impresiones de la edición de este año, el cual coincido total e incondicionalmente con una playera que vendían, cuyo lema decía: “I came to see the opening bands”.

Youtubes que yo grabé (y sí, los uuuuuuuu’s son míos)

Klaxons /// Gravity's Rainbow @ Coachella


Jaaah vis - Black Magic


CSS /// Let's Make Love... @ Coachella


Justice /// We Are Your Friends @ Coachella

muchas gracias andrés...

4 comments:

pelao said...

a los rage los vi yo cerca de pomona en el año 91, muy muy buenos....pero lo de las reuniones, que gran dieta de alcachofas!

ROBOSAPIENS said...

RESPECTO AL OMENTARIO DEL HUMAN AFTER ALL DE DAFT PUNK YO TODAVIA TENGO AMIGOS QUE DICEN QUE ES UNA PORQUERIA
SE VA A ESCUCHAR MAMON PERO A MI SIEMPRE ME GUSTO
SE ME HACIA BIEN PONEDOR
SI PINCHES JUSTICE
CAYERON A ROMPERNOS LOS CRANEOS

pablo said...

Yo debo de confesar que por ver a Arcade Fire acabé contento pero desecho, y preferí ver a Blonde Redhead -de lejitos y descansando- que a Justice. Yo siempre he sido rockero y me cuesta acercarme al electrónico. Sin embargo, me fascinaron los grupos que unen un poco los dos (Rapture, LCD, Hot Chip...) y me declaro fan; para mi soulwax es algo indefinible y me ha sorprendido cabrón las dos veces que los he visto (me gustó más en el DF). Andrés, yo pude haber sido ese al que Klaxons se le hizo un poco "X"; el disco no me convence y esperaba que en vivo me atraparan pero... sigo sin ponerlo en mi ipod. Rage fue simplemente impresionante; pero tampoco es mi onda. También quiero confesar que aunque me caga Manu Chau, se rifaron antes de Rage en el escenario grande y siempre es agradable escuchar hablar en español -lástima que no sean otros-en un foro tan masivo dentro de estados unidos. Por último, hacer un reconocimiento a LCD y Arcade, pero muy en especial a The Rapture, que viéndolos a cinco metros, con el disco nuevo que en vivo suena poca madre, me dejaron pendejo.
Buena reseña; pinches gringos (¡y más los policías de la frontera!) con sus prohibiciones absurdas y sus precios exagerados por un chupe diluido en zonas restringidas;y a huevo por el video de CSS!

Marina said...

pablo, dice que si por favor a él también lo dejan hacer un día una reseña...
jejeje
besos