16.3.07

Mx Beat D.F.

Está clarísimo ya que ahora todos trabajamos (aunque no nos demos cuenta) para alguien o algo y que somos perpetuas víctimas del comercio… Tambien está sobreentendida la hipócrita posición institucional respecto al tabaquismo (no te anuncies, eres malo, pero sueltas muy buen dinero, a tí no te prohibimos)… Pero también es un hecho que nuestra capacidad de movilizar información nos ha quitado algo de estupidez y nos ha vuelto tantito más exigentes y por eso en vez de ser dianas fijas ahora somos blancos móviles en la mira de los publicistas que buscan la manera de apuntar directamente a la esencia de este nuevo target difuso que es el joven contemporáneo, conectado, informado, con posibilidad y capacidad de elección y de consumo.
Marlboro es una marca reconocida, que por determinadas razones ya no puede anunciarse en Radio y TV (pronto en impresos). A diferencia de productos nuevos, y siguiendo la dinámica de la sociedad actual -obsesionada con el laifstail sobre todo- Marlboro, no necesita, ni puede ya, promocionarse resaltando las “cualidades superiores“ de su producto (¿quién hace eso ya?) : menos sabor a culo de árabe, alquitrán menos pegajoso, dientes menos amarillos. Por eso desde hace rato en vez de poner gente alegre fumando en sus anuncios, pasó al vaquero; como todas las marcas, sólo que adelantada 15 o 20 años, dejó de vender cosas pedestres y humanas como “gusto“ y “olor “ y empezó a vender “aventura“. El vaquero se murió de cáncer pulmonar, Brokeback Mountain (¿a poco un product placement de Marlboro Lights no hubiera estado genial en esa película?) no hizo que nadie comprara o desempolvara el sombrero y las botas y para su desgracia andar a caballo o tirar el lazo no se escriben con X de X-trema y X- itante como aparentemente lo es volar en parapente, aventarse con una liga de un puente o surfear con tiburones. Pero estoy divagando.
Marlboro necesita saber cómo promocionarse y posicionarse, dentro de los límites de la ley, en una generación completa que ya sabe que fumar es malo para la salud, que además ha visto a sus padres (osea los tipos menos cool que hay weeee) fumar la chingada marca toda su vida, y que si quiere fumar puede fumar cualquier cosa que se le antoje, cigarros de clavo, sin filtro, lights, ultra lights… Para saber qué es lo que pasa por la mente de “los chavos“ decidió armar un focus group de proporciones enormes (¿o pensabas que te pedían tus datos y te hacían todas esas preguntas para que si te ponías demasiado hasta la madre le llamaran a tus papás?) estratégicamente apelando a los deseos más grandes y anhelados en esta generación en fuga para ellos: Música que les agrade (la que se baja por Internet, la que está de onda en todo el mundo), lifestyle (chicas y chicos guapos vestidos de lujo, gozando despreocupadamente) y la posibilidad de embrutecerse con la sustancia de preferencia de le juventud temerosa (Barra Libreeee): Sexo, Drogas y Rock n’Roll…
Eso es el MxBeat, un ventajoso focus group, organizado a la perfección, disfrazado de otra cosa (para que no te sientas utilizado y no mientas en tus respuestas al saber que estás “en observación“), no es un evento promocional o para posicionar a la marca, ya sabes quien es Marlboro, y no creo que por ver a una banda que te guste mucho, sientas el deseo de ir en chinga a prender un cigarrillo.
Con eso dicho y sin culpa alguna por haber ido, haberme puesto pedísimo y pasarla increíble y mucho menos por pasar todo el día fumando Camel, procedo a hablar de la música y la fiesta.
Entre tráfico y el poco interés por La Gusana Ciega (ya los ví en muchas comidas y fiestas del alemán, y nunca me gustaron, no me tientes está padre cuando tienes 18 pero luego… además, la verdad ver la reunión de un grupo que ni sabía se había separado y que pasó sus mejores momentos hace mucho tiempo ya, no me prendía en lo más mínimo), llegué tarde, aunque en realidad fue idiota y nerdamente temprano… Las bandas abridoras (la gusana y Chetes) eran un buen pretexto para tener música digerible, no tanto de mi agrado, pero sonidito al fin y al cabo, mientras intentaba aplacar la cruda con unas buds (con suficiente limon y sal no sabe tanto a bud, sabe como a Tecate) estar cubierto de la lluviecita molesta, y platicar con los amigos con los que iba y encontraba, porque la verdad, una vez que empezaron las bandas más-acá y empezó a entrar más libremente el alcohol, como que intercambié poco, y cada quien traía intereses distintos…

Los Super Elegantes
Yo tengo un conflicto con las bandas musicales de “artistas“ y es el siguiente: con ellos nunca puedo quitarme de encima esta constante sensación del Joke’s On You, recurridísimo recurso en cualquier actividad mediática transgresora de la psique, antes colectiva, ahora, como todo, individual. En el caso de los Super Elegantes y su cabaret políglota no sé si sus últimos 4 años moviendo y tocando el Channelizing Paradise son parte de su trabajo alrededor de los 15 minutos de Warhol, un performance larguísimo e intermitente; o un proyecto de fin de semana que los saca de viaje muy lejos, muy seguido y en mejores condiciones; o una banda musical en forma cuyos integrantes tienen métodos y medios de supervivencia alternos. La verdad no es que importe del todo, pero sí me daría paz mental saber que, aunque no me fui a parar frente al escenario
*1, la movidita de cabeza que le dediqué a su versión de ¿Porqué Te Vas?, el baile mesurado con el que seguí Dance (el mejor cover que alguien le haya hecho a ESG jamás) o la sonrisa que me sacaron durante la interpretación Minelli/Cumminesca enmarcada en latón de Je Sui Bien no fueron parte de su arte sino respuesta a él.
*1 - la lluvia, jodelona, y había todavía demasiado cartel para chutarmelo todo empapado, además a mi parecer a estos tipos hay que verlos como a todas las bandas de “artistas“: en un lugar chiquito, de preferencia jugando de locales con más “artistas“ y “gente-del-medio“, y muy borracho.


Architecture in Helsinki
Una de las bandas que causaban más curiosidad (y que más convocaron junto al escenario, a pesar de la lluvia), a mí nada más no; el juego de las sillas musicales de estos australianos a mí más bien me pareció blando y sin chiste, un artificio para distraernos de el hecho de que su pop complicadito (que no complejo) de influencia aborigen colonizada, ya lo había llevado a otro nivel Tom Tom Club y sin tanta faramallada.
Okay, son multiinstrumentalistas, todos ustedes; y bueno, se les acaban de salir dos chicas del grupo, esas “diferencias creativas“ son cabronas, pero chale, ¿leer las letras de tarjetitas? ¿waa waa waa waa?, llegarle a la gente más por la pura apariencia (Kellie Sutherland, lo juro es como la novia de corky, la chica cándida con Síndrome de Down que se viste como niña chiquita, y te gana por tierna) que por méritos musicales es algo que sólo se le acepta a bandas que lo hacen por desmadre y su música se escucha de esa manera. Total, que a mi parecer, en carne y hueso los AIH niegan todo lo que su nombre representa (los nórdicos, especialmente los finlandeses son reconocidos por su diseño, limpio sin caer en lo anodino, complejo y no complicado, cálido a pesar de ser blanco, hedonismo elegante) y caen en un montón de clichés que a mí no me convencieron… Muy coreados, sí hasta por mí, tampoco hay que ser amargado, It’s 5 y Do the Whirlwind, buenas canciones por sí solas, en disco, sin ver al grupo y cuyas remezclas en el We died, they Remixed, a cargo de 33Hz (uno de los batacos/cantantes/tecladista traía una playerita de ellos, valen mucho la pena) y Hot Chip, si amenazan con superar a las originales.

Tapes ‘n Tapes
The Loon es un discazo, de esos que van mejorando con cada escuchada, de esos que aunque sabes perfectamente a quién están copiando, no te importa, a fin de cuentas, desde hace tiempo no había una banda que “referenciara“ (“referenciar“ es plagiar después de 15, 20 años, cuando el ciclo musical vuelve a su origen, cuando copiar se vale y es más, es recomendable) tan fiel e inteligentemente al Malkmus y al Negro Francisco… pero en vivo, son otra cosa, los Tapes fallan, no son capaces de retransmitir la actitud incómoda de la época que parecen añorar (acción imposible, sus E.E.U.U. simplemente no son los mismos que los de sus padrinos –ya no más los titanes indisputables-, su territorio quizá demasiado promedio, ni lluvia todo el año, ni inviernos de 6 meses, ni desigualdad evidente en sus calles). Tan sólo cuatro gringos comunes y corrientes, blancos y aburridos como mocos que en vivo suenan, se ven y actúan como un revival ultrapasteurizado y loufat del college rock, protogrunge y gronch de los tempranos 90’s (el bajo es como el hermano menor bien portado de Krist Novoselic, hasta palmea su instrumento como Jeff Ament, con la diferencia de que se vé que le tiene aversión al conflicto y al dolor y nunca será broder de Dennis Rodman) pero sin un ápice de lo que hacía remotamente interesante al genero en su momento: nada de ira acumulada escapando en chingadazos autoinflingidos, drogas fuertes jodiendo-para-crear, ni homosexualidades latentes tormentando-al-artista.

Spoon
Después de la sensación de vacío dejada por los AIH y los Tapes, Spoon fue una enorme y gratísima sorpresa. Teniendo en cuenta mi pragmatismo hacia el “indi“ vanagloriado por Pitchfork, soy reacio a aceptar que estos Texanos me gustan del todo, la verdad sus discos antes del Gimme Fiction jamás los he escuchado completos ,ni el Kill The Moonlight, y aunque si me gusta su LP más reciente, me parece algo exagerado en la utilización de arreglos e instrumentación extra-rock (léase el dramático piano de cola). Pero, en directo, aquí (¿habrá sido la pobre ecualización de la que sufrieron casi todos los actos del escenario exterior?), sí me parecieron los reyes que tanto dicen que son, exudando una clase, un estilo particular y un abolengo, que al menos yo no he visto nunca combinado de esa manera en vivo, y que probablemente sea resultado de los más de 60 años -combinados- que se ve llevan tocando entre ellos. Britt Daniel y compañía sonaron como uno de estos conjuntos de Rock Blues de alcohólico rehabilitado y clincot, (bendito sea sin caer en el cristianismo por desplazamiento) de guitarra cuidadosamente, y obsesivamente desafinada que haría ponerse de pie al mismo Tom Petty si lo llegara a escuchar en algún hoyo con rocola, toros mecánicos y cervezas calientes al lado de la carretera. Su interpretación de My Mathematical Mind, The Delicate Place, They Never Got You, y sí, bueno, porsupuesto I Turn My Camera On sellaron el asunto: me declaro fan.

ADULT.
Abriendo la carpa y oficializando la fiesta tocó el turno al matrimonio nativo de Detroit (para algunos Adán y Eva del punk de sintetizador de pelo negrísimo), dignísimos seguidores de la tradición techno del midwest industrializado . *2 Poca gente ahí por ellos, el aliciente principal de estar en la estructura era la barra libre, sin embargo los iniciados lo disfrutaron mucho (quizá por la música, quizá porque es lo que el avant garde que está en todas las fiestas tiene que escuchar) y pisotearon a gusto con un set macizo y renovado (están estrenando disco). Me llamó mucho la atención su sonido actualizado al fake analog que tanto gusta ahora: han sabido desmarcarse hábilmente de ese electro sleaze, agudo y filoso como tacón de aguja de ninja-mala-de-película, (que se relacionó tanto con ese caprichito desheredado que fue el electroclash hace tan sólo 5 , 6 añitos). Personalmente les perdí el rastro después del Anxiety Always, pero escuchar Blank Eyed Nose Bleed en directo, en versión puerca, renovó mi interés por el dúo…
*2 Qué tiene esa ciudad en desurbanización, abandonada por la industria automotriz, que lleva a sus habitantes a volverse pirómanos, metafóricos con el uso punkincendiario del sintetizador y los beats metálico/mecánicos de la 808, o literales, el día antes de Halloween, al menos.

Datarock
El Cock Disco del DAC (Datarock Athletic Club, tracksuit incluído) fue otro de los puntos altos de la noche. Calistenia de arena rock ininterrumpida -step, tijeras, bicicleta- por 40 minutos sudorosos, en los que el dúo (en vivo cuarteto) noruego soltó las moviditas de su disco, casi todo, de manera continua, sin presentaciones largas ni mayores historias detrás de las canciones porque-los-calambres-se-ponen-fuertes: I Used to Dance with my Daddy y su inicio comon-guerls-du-yu-biliv-in-lov con palmas al aire y pausas para posar powerangerescamente; una versión en esteroides de Sex Me Up, acelerada y mucho más robusta que en el álbum (onda Ben Johnson en el ‘88), que saca todas las ventajas del baterista in-situ; Computer Camp Love y su flow sincopado de bimborap perfecto para el photo-op de brazo cruzado, espalda con espalda; y para culminar el tema que los llevó al DJ Kicks de Annie y de ahí a los oídos –y las extremidades- de muchos más atletas de la pista, FaFaFa, cuyo leit motif (coro-título-estribillo) fue coreado acapella, celebrado y bailado por los presentes a manera de estiramiento post sprint, para aflojar el músculo y no quedar trabado para lo que seguía …

Bondé do Rolé
El único dilema real *3 que se me presentó en todo el día fue éste: quedarme en la carpa y ver a estos brasileños que tanto han llamado mi atención últimamente, o salir y ver el pop rizomático (móvil, multidireccional, torcido) de Peter Bjorn and John. Al final la decisión no fue tan complicada: no tenía a quién abrazar o a quien silba(bea)rle al oído así suavecito Young Folks, o a quien cantarle Objects… o Paris, o con quien brincar con Amsterdam, y además ya andaba enfiestado… Para los 10 pelados que nos quedamos en la carpa (y Diplo y los AIH que estaban ahí al lado, regalando alebrijes inflables) no pudo haber mejor grupo para meter tercera en el moshpit bailonguero. La pura decadencia (la que se siente chingona) con el Cut & Paste sardónico de Gorky en los controles, las rimas pueril-olitas de baño de escuela de Marina (y sus nalgas grandotas, enmallonadas en leopardo, moviéndose burlonamente en círculo siempre que podían), y el constante contacto con el público de Pedro. El Show desde abajo, una sodoma sudorosa por todos lados, el arrimón sabroso, diversión simple y sin pretensión: Daft Punk masacrado deliciosamente en máscaras de luchador y playeras de la selección mexicana (no hay pedo, están re chavitos, se les perdona); The Final Countdown (turu ru ruuuu, moviendo los deditos) como base para Máquina de Ricota; y Melo do Tabaco en su versión Layne Staley-revuélcate-en-tu-tumba me pusieron de muy buen humor para lo que seguía…
*3 decidir qué estado iba agarrar, el tachesco ron-con-cola, o el rockstarísimo jack’n’coke, no fue tanto dilema, simple cuestión de logística en las filas, igual iba a acabar borracho, y sí, me fui por el Jack…

Diplo
Sin mucha alharaca, ni cambio de equipo (acabando Bondé las luces bajan, entra música de ambiente) un dud envuelto en sudaderita con gorro saca de su mochila una MacBook negra, conecta un cable, saca audífonos, algunos lo ven y le empiezan a gritar (la fiesta partida entre los de adelante que llevan bailando un rato y saben qué es lo que van a presenciar y los de atrás que tienen cosas más interesantes que hacer, como ligar, platicar, beber y pelearse), saluda y se arranca con un set que durará hora y media, quizá dos, consumiéndose el tiempo del cerrador, que sabiamente ni la armó de pedo, porque poner discos después de lo que haría el cabrón de Diplo sería simplemente imposible.
Si bien el lider de Hollertronix y presidente de Mad Decent, tiene un disco de música “original“ (el shadowesco Florida), y ha producido a M.I.A. y hecho remixes para Gwen Stefani, Justin, Beck y los YYY , lo suyo realmente es el mixtape y el mashup, esos híbridos robo-como-arte/creación que tanto han florecido con el advenimiento del peer to peer como método de adquisición musical, que a su vez va transformando gradualmente a la computadora y al CDj en las nuevas guitarras, lo que nos ha dado una enorme cantidad de DJs del zeitgieist, versátiles-de-onda que están completamente en línea con la cultura globalizada del reventón. De estos últimos, a mi parecer hay 2 líderes indiscutibles, que definen por donde irá la cosa: Los 2 Many y Erol Alkan, luego vienen los que cada año son el hot shit (ahora es SMD, quizá Shinichi o Feadz o Mehdi, algún Kitsuné) y sacan su dj kicks o su fabric, la cuestión central es el término globalizado, en cualquier lado pondrán las mismas rolas porque en cualquier lado la gente las sabe y las baila.
Diplo es un caso particular, ha estado ahí todo el tiempo, sin embargo no encaja en esta categorización aunque comparte mucho de su set de fiesta con los anteriormente mencionados. Además de que es gringo y su pasado no viene del rock o el electro, lo que siento lo distingue es que no le molesta complacer, no le importa no ser übercool y sobre todo, más que globalizado es global, es un dud interesado por las músicas pop locales mutadas (revisar su trabajo alrededor del funk carioca, o con M.I.A., osea que es internacional sin caer en la musicalización UNESCO) y hace su tarea… Arrancando con el Bongo Song de Zongamin (de esas rolas bujía con mucho bajo cencerro y tarola, hecha por un japonés friki friki, que ya decir eso de un japo es mucho), empieza a armar un set actual que logra llamar la atención de la gente, de ahí inconsútilmente Diplo empieza a esbozar una fiesta humpera mientras va pasando por sus propias versiones de Justin y Gwen, y un par de versiones rescatadas de la favela brasileira y el Miami Bass, que obligan a acercarse a alguien para bailar y aumentar el tamaño del dancefloor a una masa crítica que será controlada de cerca por temas recurridos como el ya obligado (y algo obvio quizá) we are your friends de Simian pasado por los vidrios rotos de Justice, algo de Daft Punk, The Cure por ahí. La gente ya está atrapada, sudando, bebiendo, divirtiéndose de lo lindo, cantando (agüebo, es una fiesta) y suelta una inesperadísima Killing in The Name Of de los reunidos RATM (el Alkan tambien ha soltado esta de vez en cuando) que al menos a mí me recordó la secundaria como una época bonita. No conforme con eso Diplo empieza a derivar en esas rolas buenísimas que luego no fueron chidas pero que ahora por eso son grandiosas: House of Pain , Technotronic, para soltar una bomba que en su chafés roza en la genialidad, tanto que hasta a los muertos (al menos James Brown y Pedro Infante se sacudieron en su tumba) puso a bailar: Pedro Infante murió (la versión de Memo Ríos – aplausos – al himno de los L.A. Style, y digo, si los Klaxons andan covereando a esa Ibiza noventera con Grace y The Bouncer, porqué chingados Diplo no podía hacer esto en una fiesta en México). Después de esto yo ya estaba perdido, borracho, extático, tanto que al momento en que de The Prodigy desprendió a Celso Piña, no tuve problema alguno en agarrar a la primera chica a la vista para dar piruetas por la pista mientras Diplo, arriba, con sombrero de menonita ponía un par de cumbias más para despedirse obligadamente de la fiesta. Buenísimo, divertido, desenfadado, Diplo atrapó a los más de 5000 asistentes a la carpa y terminó un festival impecable en su compleja organización, de la forma en que toda fiesta debe terminar, con una gulosa urgencia de más fiesta como esa, por siempre.




*Por Razones de cercanía al escenario, un alebrije/dragón inflable que traían los Bondés, regalo de los AIH, cayó en mis manos. Realmente yo no le tengo uso a esa cosa, ni tengo primitos, ni hermanitos, ni hijos a quién dárselos, así que como a mí no me sirve y quizá a alguno de ustedes le interesaen su fanatismo por memorabilia ridícula e inutil, y por consejo de Alekendra the Ethnic abro el primer concurso promocional de este blog. Quien diga la mejor razón de porque EQNSTN es una chingonería y su autor y sus opiniones deben de considerarse como Mantra en el extenso territorio de los blogs musicales se lo lleva. Si en su comentario hacen alguna referencia a lo sensual que es mi manera de bailar, o lo increíblemente bien parecido que soy, o algún cumplido fantástico, le falsifico la firma que lo autentifique. Las razones deberán de ir en formato de top 3 y puestas en los Comments de este post, donde también podrán promocionar sus blogs, mandar saludos, elogios, críticas y mentadas de madre. Ya gracias.

17 comments:

Marina said...

Todavía no estoy lista para concursar, tengo que pensar bien lo que voy a poner... de lo que no cabe duda es de lo sexy de tu bigote. Pero tengo que buscar ser más original aunque esa sea una gran verdad... y lo haría solo por expresar mi gran fanatismo a este blog porque el alebrije aquel ni me imagino que es ni sé si yo le daría uso... no sé si este comment es parte de la elocuencia en la cruda o qué pero me estoy mareando solo de escribirlo... ayer vimos a los Super Elegantes y leerte me ayudó a aclarar mis sentimientos al respecto... Si quiero ser fan de mi tocaya me toca ponerme mallón de leopardo? Del Diplo ya me habían estado diciendo maravillas... todo todo todo eso me perdí... y mañana me perderé otro evento... en fin nos vemos en un probable domingo sin lunes de trabajo detrás (o sí?)... Besos (se vale postear besos? o es poco profesional?)

pablo said...

También creo que los AIH están sobrevalorados, Tapes me gustó más que ti, pero lo mejor del exterior fue Spoon. Peter... también tocó chingón, me sorpendieron; no me arrepiento de silbar solo.
Y Diplo, pues la mejor prueba era ver la felicidad de Andrés saltando y tratando de adivinar la siguiente rola.
Gran fiesta, ya estaremos muy localizables para el próximo año y recibiremos discos con baterías electrónicas... Por suerte no nos mojamos y resistimos la tentación de ver a los super elegantes de cerca.
Suerte con tu concurso egoblogero.

moonman said...

Al principio me sentí sucio por haber dejado mi vida en un ordenador y la imagen escaneada de mi credencial de lector (que casualmente no encuentro). Los Super Elegantes los había visto en lluvia (Vive Latino y MX Beat) y como que desde que se clavaron con la onda "Músicos de José" como que no, eso sí, su cover de ESG es fantástico. Tapes los vi de lado desfortunadamente, pero escuchar 'Cowbell' y 'The Iliad', fue muuuy bueno. Bonde nos los vi bien porque estaba entrevistando a Datarock, que no sé porque son de esos grupos que me identifiqué a la primera escuchada y su 'Computer Camp Love' es una versión dancy y renovada de los chicos de vaselina preguntándole a Danny "tell me more, tell me more" (pronto podrán leer la entrevista en "una revista de culto"). Diplo... increíble, sin palabras... digo, si tú y Pablo me dijeron que no me habían visto tan excitado (sí, efectivamente, excitado) pos por algo fue. Lástima que sólo pude escuchar tres canciones de Peter Bjorn & John... me perdí 'Amsterdam' cha...

pelao said...

joder r. y luego dices que yo escribo mucho! aqui me he perdido un poco, supongo que habia que estar ahi, y yo de dios solo me quedo con el hermafroditismo de sus barbas bienhalladas...pero me ha gustado la cronica, de grupos que en su mayoria desconozco...eso si, ESG(mencionados de pasada) son geniales, y no entro en tu superconcurso porque ya pasear por madrid es una invitacion a llenar la casa con inservibles, puedes preguntarle a mi novia! saludos

Loolee said...

Por fin leo un blog que es tan laaargo como el mío. Espero que jenesaispank sea tan divertido y entretenido para leer que el tuyo. Mis amigos los electroniqueros dicen que el show de Diplo fue la leche, y tú me confirmas su versión. Chin. Y tenía muchas ganitas de bailar y de dejar de sentir el maldito frío que se me clavaba como cuchillos en la espalda...pero bueno, Peter Bjorn & John merecieron la pena.
Gracias por escribir! Y nos leemos muy seguido. Me gustó mucho tu blog ( y no en actitud recíproca de esas "siii a mì también me gustó el tuyo oooeeey", jaja). For real, i digged it.

Violeta said...

What´s up Ro?
Sí, me perdí el MX Beat... que mal, aunque después de leer tu reseña tal vez fue menos de lo que creí .
Hoy de nuevo perdiendo una fiesta, ¿qué pasa conmigo?
En fin, gracias por el link, lo acabo de ver.

Violeta said...

Por cierto, están muy cagada tu manera de narrar, me late la prosa desenfadadona y las frases "tachescas" y ya sabes, eso.
Ah y de la promoción pus no creo, le intentaría con la onda de los piropos, pero luego te me enojas. Jeeee.

alekendra the ethnic! said...

rodrigo es aventura, es drama y emoción, es risa y color (ya me lo gané?) es música y naturaleza (ya?) rodrigo es, es, es (ya no? yaaaaa!)

Pablo said...

Y el veredicto? Yo digo que lo gana violeta por la acertada descipción de tu prosa y el innegable reconocimiento de tus frases tachescas. ¿eso?

alekendra the ethnic! said...

por cierto, me gustó mucho la entrada, me encantó leerla porque ahora podré robarme choro para opinar en futuras reuniones cuando ya nadie se acuerde que en vez de estar bailando bajo la lluvia estaba cachando ramo de novia y bailando el venao en mi bajío natal.

Josuelo said...

Fue un gran MXbeat, Los super Elegantes y su sonido big-band, na no rifa, Architecture... Pues fue muy emotivo para mi, los disfrute y brincotie. Los Tapes WOW ami me rayaron, Spoon ya los habia visto, nadie duda de lo buenos que son. Adult era como estar en un UTA nice. DataRock me sorprendieron. Bonde Do Rolê solo vi tres de ellos y cagados. Peter, Bjorn... ahhh tenia mucha fiesta para disfrutarlos... Diplo extremadamente bueno.

Midori said...

calla calla calla que me lo perdí por bruta, pendeja... no manches... me arrepiento de todos mis pecados! jeje sobre la puesta del vestido, te lo debo, es más divertido verme vestida de timbiriche bailando como loca sobre el escenario, sí... hice eso en la boda y no me arrepiento... aunque me pregunto: "tendré que ir au n grupo de apoyo? padezco un mal que desconozco? jeje
Vas a ir a muse?
Me compré Klaxons... wooowwwww

R. said...

Juro que antes del viernes o el viernes posts nuevos, lo juro lo juro...

marina - pues si estuvo bueno la neta, y el evento del sabado pasado, ese no te podría decir del todo como estuvo, porque si andaba hasta las manitas, pero sé que la pasé muy bien y que no hice ningún improperio grave entonces es todo bueno... Si te quieres enmallonar yo no tengo problema alguno, aunque no se necesita para ser fan, ya ves que yo ni uso fosforescente en la ropita y si soy fan...

pablo - chale el concurso egoblogero (que todos los blogs son egoblogueros) nomás no funciona... quizá si alguna de las chicas bailaoras se pasearan por aqui... pero ni idea del nombre mano habrá que “encontrarla“ en los mismos lugares de siempre, total ya ves que ORBITAMOS...

moonman - pues es que eso supongo son los sacrificios pequeños que el periodista musical independiente debe de hacer... pero ya viste que al final salió chingón, aunque luego te fugaste ¿que pedo cuando van a salir esas inters? ¿las cedes al blog en caso de que no hayas abierto ya el tuyo? ¿el goma ya te dijo su idea, a poco nosta de güebos?

pelao - pues mira, uno que esta chavo y todavía se sorprende... igual a ti ya te parecen de flojera algunas, más viendo cada vez tus recomendaposteos blogueros, y es que si esta pesao hacerle algo a XTC, quizá spoon te prenda tantito, de lo de LCD, no la he sacado por marica, ese disco lleva 2 meses rolando por internerd y ya un chingo de banda lo ha reseñado y si quiero mínimo poner algo más que “esta chido“ y como relacionarlo más con la obra general del murphy y NY, pero vi shortbus hace poquito y creo que ahí está la clave, al rato la subo...

loolee - que bueno que comenta, tu blog tambien esta bueno,no soy mucho de participar cuando la gente cuenta su vida (al menos ahora quizá ya después que descifre las personalidades a través de los entries), pero si es de algo que me interese o afecte pues ahi estaré comentando... la neta esto del bloguismo esta cagado, a ver si no le pierdo el gusto rapidito, como que la constancia no es lo mío... pero hasta ahora va bien.

violeta - yo con los cumplidos no tengo problema, mira: muchas gracias por apreciar la prosa desenfadada y “tachesca“, espero que vaya más allá de nada más sonar rimbombantemente cagadito...

alekendra - ¿eso es de coyoacán joe? jejeje... si ahuevo tu di claro yo ahi estaba front and center ya ves que el “street cred“ se tiene que trabajar o inventar, ahuevo empezamos por el mxbeat, luego decimos coachella, luego que vimos la tocada de radiohead en la diabla y así hasta decir “wey, escuchas esa rola de los bitles, yo les dije que hicieran eso“

josuelo - es que las paletas están al por mayor, ¿neto AIH te prendio tanto? ¿tu viste a los SE en el pasa como marina? ¿que pedo con eso?

Midori - ¿Qúe pedo con la banda que se lo perdió? digo mínimo había que ir a mamonear y clavarse unos chupecitos *como mucha de la gente que fue) Klaxons si, muy bueno el disco, tiene algunas de rellenito, pero muy muy bueno... sobre timbiriche, pues no se si grupo de apoyo depende si es el timbiriche infantil, el juvenil de thalía, el ñerón de la bibi gaytan, o ya el gatísimo que nadie se acuerda, aunque disfrazarse y subirse al escenario: bueno uno hace locuras por los amigos, hasta yo he hecho eso de acabar en el escenario... Y híjole a mí muse me CAGA, me caga todo lo que representa, los odio, igual que razorlight, pero si a tí te gusta y vas, disfrutalo mucho...

pablo said...

¿Qué pasó? los fans siempre estamos sedientos de más reseñas. ¿y Simian? No te creo que no te haya gustado (o cagado) algún disco que hubieras bajado esta semana. No puedes descuidar el espacio...

pelao said...

es verdad, donde te metes?

Marina said...

por más falta de conciertos que haya... algún saludito o guiño musical debe de existir... que no se extiendan más las pascuas!!

besos

Violeta said...

Ponme atención Rodrigo Roo.
¿Quiero que me digas ahora mismo que sucede con este blog?